Una Brough Superior se llevó los laureles en Autoclásica

Una Brough Superior 11/50 1938 de 1000 cc y de fabricación inglesa se alzó con el premio «Best of Show” en la categoría motos de Autoclásica 2015, la exposición de vehículos históricos más grande de Sudamérica. Con la asistencia de cerca de 50 mil personas, tuvo lugar el pasado fin de semana en los jardines del Hipódromo de San Isidro (Buenos Aires) la decimoquinta edición de Autoclásica, el mayor festival de automóviles y motos clásicos de Latinoamérica. Organizada por el Club de Automóviles Clásicos de la República Argentina, que transita por sus 50 años de vida institucional, Autoclásica es única en esta parte del continente por la cantidad, calidad, variedad, singularidad y estado de presentación de los vehículos expuestos, cuidadosamente convocados y seleccionados para representar los mejores exponentes de cada época.   Estuvieron representados 600 automóviles de casi 60 marcas diferentes y emblemáticas como Bugatti y Ferrari. Además, se celebraron los 60 años del Citroên DS, y se exhibieron el Peugeot 403 y el BMW Isetta con display entre las unidades más sobresalientes. El sector de competición rindió tributo a dos de los Torino de la Misión Argentina en Nürburgring.   Un lugar especial para las motos Más allá del

Una Brough Superior 11/50 1938 de 1000 cc y de fabricación inglesa se alzó con el premio «Best of Show” en la categoría motos de Autoclásica 2015, la exposición de vehículos históricos más grande de Sudamérica.

Con la asistencia de cerca de 50 mil personas, tuvo lugar el pasado fin de semana en los jardines del Hipódromo de San Isidro (Buenos Aires) la decimoquinta edición de Autoclásica, el mayor festival de automóviles y motos clásicos de Latinoamérica.

Organizada por el Club de Automóviles Clásicos de la República Argentina, que transita por sus 50 años de vida institucional, Autoclásica es única en esta parte del continente por la cantidad, calidad, variedad, singularidad y estado de presentación de los vehículos expuestos, cuidadosamente convocados y seleccionados para representar los mejores exponentes de cada época.

 

Estuvieron representados 600 automóviles de casi 60 marcas diferentes y emblemáticas como Bugatti y Ferrari. Además, se celebraron los 60 años del Citroên DS, y se exhibieron el Peugeot 403 y el BMW Isetta con display entre las unidades más sobresalientes. El sector de competición rindió tributo a dos de los Torino de la Misión Argentina en Nürburgring.

 

Un lugar especial para las motos

Más allá del nombre que le da entidad a este encuentro, siempre las motos clásicas tienen un espacio apreciable dentro del predio. Esta vez no fue la excepción y se estrenó el exclusivo “Barrio de las Motos”, con 300 increíbles ejemplares de calle y competición; y con una participación especial de la Kawasaki Z1 900.

NOTA RELACIONADA:  Laia Sanz afrontará su cuarto Dakar con la idea de “pelearlo” con los hombres

Durante la premiación de las joyas más relevantes de la “expo”, el «Best of Show Autoclásica 2015», una Brough Superior 11/50 1938 de 1000 CC y de fabricación inglesa obtuvo el mayor galardón que otorga el jurado.

Por su parte, un Mercedes Benz 300 SL 1955 biplaza “Alas de Gaviota” fue distinguido entre los automóviles.  El triunfador conformó una terna final junto a un Packard Custom Coupe 1929 y un Bentley 4 1/2 Open Tourer.

A la vez, un Triumph TR3 A 1960 fue condecorado con el “Premio Germán Sopeña” como “Mejor Automóvil Deportivo Contemporáneo” de la muestra, por elección y votación de los periodistas que visitaron Autoclásica 2015, como una forma de homenajear al recordado periodista y amante de los clásicos deportivos.

Entre los expositores, el reconocimiento al “Mejor Stand de Club de Motos” quedó en poder del espacio denominado “Motonestas Picantes”.

 

https://youtu.be/cEt_bV_IWlY

Fuente y fotos: Prensa Autoclásica 2015 –  

Video gentileza: Frederick Pousadela (YouTube)

 

Fuente/s:

Fuente/s: