Una Coventry Eagle Flying se llevó el premio «Best of Show» de AutoClásica

Por decimoséptimo año consecutivo y con más de 50.000 asistentes, entre el 13 y el 16 de octubre se celebró en el Hipódromo de San Isidro AutoClásica, el mayor festival de automóviles y motos clásicos de Sudamérica, que coronó a una Coventry Eagle de casi 90 años de antigüedad como la mejor de esta edición. Como ya es costumbre en la primavera bonaerense, AutoClásica abrió sus puertas con una propuesta cercana a los 1.000 ejemplares -entre autos y motos-, seleccionados bajo una gran rigurosidad. Dentro del grupo de los casi 400 vehículos de dos ruedas, la ganadora del premio principal, denominado «Best of Show 2017», fue una Coventry Eagle Flying 8 B 160 del año 1926, dotada con un motor JAP OHV con válvulas a la cabeza de 998 c.c. y una caja de 3 velocidades Hardiney. Por otra parte, en la categoría “Motos Deportivas” el primer puesto fue para una Kawasaki KR350 1979, con la que el ex piloto sudafricano Hugh Neville “Kork” Ballington se consagró Campeón Mundial en 1979; mientras que el segundo lugar se lo llevó una Honda NSR 500 sobre la que el australiano Wayne Michael Gardner consiguió la corona de la categoría reina del motociclismo en

Por decimoséptimo año consecutivo y con más de 50.000 asistentes, entre el 13 y el 16 de octubre se celebró en el Hipódromo de San Isidro AutoClásica, el mayor festival de automóviles y motos clásicos de Sudamérica, que coronó a una Coventry Eagle de casi 90 años de antigüedad como la mejor de esta edición.

Como ya es costumbre en la primavera bonaerense, AutoClásica abrió sus puertas con una propuesta cercana a los 1.000 ejemplares -entre autos y motos-, seleccionados bajo una gran rigurosidad. Dentro del grupo de los casi 400 vehículos de dos ruedas, la ganadora del premio principal, denominado «Best of Show 2017», fue una Coventry Eagle Flying 8 B 160 del año 1926, dotada con un motor JAP OHV con válvulas a la cabeza de 998 c.c. y una caja de 3 velocidades Hardiney.

Por otra parte, en la categoría “Motos Deportivas” el primer puesto fue para una Kawasaki KR350 1979, con la que el ex piloto sudafricano Hugh Neville “Kork” Ballington se consagró Campeón Mundial en 1979; mientras que el segundo lugar se lo llevó una Honda NSR 500 sobre la que el australiano Wayne Michael Gardner consiguió la corona de la categoría reina del motociclismo en 1987.

NOTA RELACIONADA:  MotoGP: Lorenzo será piloto de Honda

Una Harley-Davidson Duo Glide FLH1200 c.c.  de 1962 fue la laureada en la reñida categoría de Contemporáneas Americanas, por ser una de las primeras de la marca de Milwaukee equipada con suspensión telescópica en ambas ruedas. La firma norteamericana también fue premiada con la distinción al mejor “Stand” gracias a una gran flota de vehículos que fusionó modelos de antaño con lo más nuevo de catálogo actual.

Cabe destacar que la exposición por primera vez en su historia fue declarada de Interés Cultural por el Ministerio de Cultura de la Nación y que además fue designada como uno de los diez eventos más destacados del mundo por la FIVA (Federación Internacional de Vehículos Ancianos).

[espro-slider id=13959]

Fuente: Autoclásica

Fuente/s:

Fuente/s: