Triumph Rocket 3 Storm R/GT: el ruido de la tormenta

Triumph presentó las nuevas Rocket 3 Storm R y GT, reversiones más potentes de la clásica gama británica, que ahora rinde 182 cv.

Triumph Rocket 3 Storm R/GT: el ruido de la tormenta

Triumph Rocket 3 Storm R/GT: el ruido de la tormenta

Triumph Rocket 3 Storm R/GT: el ruido de la tormenta

Triumph Rocket 3 Storm R/GT: el ruido de la tormenta

Triumph Rocket 3 Storm R/GT: el ruido de la tormenta

Triumph Rocket 3 Storm R/GT: el ruido de la tormenta

Triumph Rocket 3 Storm R/GT: el ruido de la tormenta

Triumph Rocket 3 Storm R/GT: el ruido de la tormenta

Triumph presentó al mundo la renovación total de la gama Rocket 3 Storm, que incluye a las versiones R y GT. Consideradas un segmento en si mismo, y portadoras del motor más grande del mundo de las dos ruedas, se actualizaron para mantener su estándar de calidad. Además, transformaron su imagen y componentes para mejorar sus capacidades en la ruta.

Motor más potente y mejores especificaciones

La primera gran novedad está vinculada al corazón de las mismas. Cuentan con el mismo motor tricilíndrico de 2458 cc que, desde 2019, impulsa a esta afamada gama. La novedad está vinculada con el empuje del mismo. El rendimiento del propulsor ahora cerró en una potencia máxima declarada de 182 cv (antes 167 cv) a 7.000 rpm y un par de 225 Nm a 4.000 rpm (4 Nm más respecto a la anterior generación). Esto simboliza un  gran cambio, con un desempeño acorde al mayor motor del mercado.

Por otro lado, las ruedas traseras de 16 pulgadas y las delanteras de 17 pulgadas se actualizaron con un diseño más deportivo, siendo de aluminio fundido de diez radios, lo que reduce la masa no suspendida. Al mismo tiempo, el chasis presentado en 2019 ahora esta reforzado con nuevas piezas. La parte ciclo sigue confiando en materiales top, con una horquilla invertida Showa de 47 mm de diámetro y un monoamortiguador trasero anclado al basculante monobrazo del mismo fabricante. Ambas piezas son totalmente ajustables. La gama confía en Brembo para el equipo de frenado. El sistema consta de un doble disco delantero de 320 mm mordido por pinzas de freno radiales monobloque M4.30 Stylema. La zaga trasera, por su parte, incorpora un disco trasero de 300 mm con pinza radial monobloque M4.32. Como ya es costumbre, posee ABS con asistencia en curva.

En las ayudas electrónicas se cuenta con el equipamiento que necesita una moto de este calibre. El sistema Ride-by-wire mejora la manejabilidad, la seguridad y el control, mientras que la caja de cambios de alto rendimiento está diseñada con engranajes de corte helicoidal para transmitir el enorme torque a la rueda trasera con suavidad.  El embrague Torque Assist ayuda a manejar los cambios de manera óptima. Por otro lado, el sistema Quickshifter se encuentra disponible como accesorio para ambos modelos. Cuatro son los modos de conducción utilizables: road, rain, sport y rider-configurable. Ambos ofrecen control de crucero y de tracción, contando además con asistente de arranque en pendiente. Todo se maneja mediante una instrumentación TFT y se complementa con una iluminación totalmente LED.

NOTA RELACIONADA:  Honda Hornet 2.0: volar contra el viento

Diferencias entre las versiones R y GT

Tanto la Triumph Rocket 3 Storm R, como  la Triumph Rocket 3 Storm GT, disponen de las mismas opciones de colores, aunque de manera invertida en el depósito. Estos son: Carnival Red con Sapphire Black, Satin Pacific Blue con Matt Sapphire Black y Sapphire Black con Granite. No obstante, las mayores diferencias entre ambas se notan en la ergonomía. Mientras que la versión GT está pensada para viajes de larga distancia, la R ofrece una postura de conducción más deportiva. La variante GT tiene una configuración ligeramente más inclinada hacia atrás, con una diferencia de 125 mm en la posición de agarre frente a la R, para una disposición de pilotaje más erguida.

Las diferencias también se notan en los asientos, con la Rocket 3 Storm R portando uno tipo roadster con una altura de 773 mm. Por su parte, la Rocket 3 Storm GT, ofrece uno más estilo touring, con respaldo ajustable para el pasajero y una medida de 750 mm. Otra gran divergencia es en las estriberas, que en la versión GT quedan adelantadas y en la R están centradas para un equilibrio entre confort y deportividad. La última diferencia radica en el peso, con el modelo R declarando 317 kg, y su variante GT cerrando en 320 kg.

Fuente/s: Exclusivo Motos

Fuente/s: Exclusivo Motos