Ribodino se coronó bicampeón del Brasileño de Velocidad

Tras terminar tercero en la final de la séptima fecha del año de la categoría Moto 1.000GP del Campeonato Brasileño de Velocidad, el cordobés Luciano Ribodino (BMW) se coronó bicampeón del principal certamen del vecino país.   [[{«type»:»media»,»view_mode»:»media_large»,»fid»:»1088″,»attributes»:{«class»:»media-image size-medium wp-image-1762″,»typeof»:»foaf:Image»,»style»:»»,»width»:»300″,»height»:»200″,»alt»:»Luciano Ribodino. En 2012 y 2013, el argentino fue el mejor del Campeonato Brasile\u00f1o de Velocidad.»}}]] Luciano Ribodino. En 2012 y 2013,el argentino fue el mejordel Campeonato Brasileño de Velocidad.   La séptima y penúltima fecha, que tuvo lugar en el autódromo Internacional de Campo Grande, se desarrolló a 17 giros, donde el representante nacional ratificó el buen fin de semana que tuvo.  Con llegar tercero a la bandera a cuadros le alcanzó a “Lucho” para festejar un nuevo título, a falta todavía una fecha (se corría el primer domingo de diciembre) para la culminación de la temporada. Sobre la BMW que alista el equipo Barros Racing con la dirección de Alex Barros, Ribodino partió en la definición desde el primer cajón de la grilla, se mantuvo adelante del pelotón en las primeras 6 vueltas, pero luego se vio superado por Wesley Gutierrez y el argentino Diego Pierluigi (Kawasaki), quedando en el tercer puesto. Sabiendo que con culminar en esta posición

Tras terminar tercero en la final de la séptima fecha del año de la categoría Moto 1.000GP del Campeonato Brasileño de Velocidad, el cordobés Luciano Ribodino (BMW) se coronó bicampeón del principal certamen del vecino país.

 

 

La séptima y penúltima fecha, que tuvo lugar en el autódromo Internacional de Campo Grande, se desarrolló a 17 giros, donde el representante nacional ratificó el buen fin de semana que tuvo.  Con llegar tercero a la bandera a cuadros le alcanzó a “Lucho” para festejar un nuevo título, a falta todavía una fecha (se corría el primer domingo de diciembre) para la culminación de la temporada.

Sobre la BMW que alista el equipo Barros Racing con la dirección de Alex Barros, Ribodino partió en la definición desde el primer cajón de la grilla, se mantuvo adelante del pelotón en las primeras 6 vueltas, pero luego se vio superado por Wesley Gutierrez y el argentino Diego Pierluigi (Kawasaki), quedando en el tercer puesto.

Sabiendo que con culminar en esta posición le bastaba para seguir como monarca de la divisional mayor de la Velocidad de Brasil, el piloto de San Francisco se mantuvo tranquilo en base a un planteo inteligente. Los dos de adelante se escaparon y Ribodino quedó en solitario en la tercera colocción, ya que su inmediato perseguidor, Nico Ferreira venía retrasado a más de 30 segundos.

NOTA RELACIONADA:  Motos eléctricas: Suzuki lista, el mercado aún no

Sólo fue esperar a que pasen las vueltas y así llegar a la bandera a cuadros, que además de significar subirse al tercer escalón del podio en la séptima fecha, le sirvió para consagrarse bicampeón de Moto 1.000GP, título que ya había conseguido en la temporada 2012.

Tras su penúltima presentación en el Campeonato Brasileño, Ribodino alcanzó la suma de 141 puntos, Diego Pierluigi quedó en el segundo lugar con 106 y tercero Wesley Gutierrez con 95. Por reglamento, luego de la última jornada (la octava se corría en Cascavel), los pilotos deberán descartar los puntos de una fecha y allí se sabrán los números finales.

De todas formas, nadie podrá alcanzar a Luciano Ribodino, que fue claramente el mejor de la temporada, con dos victorias, tres segundos puestos y el tercero de Campo Grande, para acumular 6 podios sobre 7 posibles hasta el momento.

Fuente: Prensa Luciano Ribodino

Fuente/s:

Fuente/s: