El Argentino de Motocross consagró cinco campeones anticipados en Esperanza

En la ciudad santafesina y en el marco de la penúltima convocatoria del año, Joaquín Poli conquistó el bicampeonato de la MX1. También adelantaron sus festejos Demián Czajkowski en la MX2 B, Juan Manuel Costa y Estanislao Salanueva en ambas divisiones de la MX3 y Dalila Hidalgo en la FMX. Con su impronta federal, y luego de correr en la Mesopotamia, la Patagonia, el Noroeste, Cuyo y la mediterránea Córdoba, el Campeonato Argentino de Motocross, que organiza la Comisión del Nacional de Motocross (CoNaM) y fiscaliza la Confederación Argentina de Motociclismo Deportivo (CAMOD), disputó a principios de octubre la séptima y penúltima ronda de la temporada en Esperanza, Santa Fe. Existía gran expectativa por el regreso de la máxima expresión del MX doméstico a la provincia litoraleña y, particularmente, a la ciudad “Cuna de la Colonización Argentina”, después de más de dos décadas (la última referencia histórica fue la final del Argentino de Supercross a mediados de los ’90). La programación, con 120 máquinas en los partidores, se llevó a cabo de manera exitosa, en un fin de semana en el que clima pasó por varios estados y sobre un circuito de 1700 metros y 8 de ancho diseñado dentro

En la ciudad santafesina y en el marco de la penúltima convocatoria del año, Joaquín Poli conquistó el bicampeonato de la MX1. También adelantaron sus festejos Demián Czajkowski en la MX2 B, Juan Manuel Costa y Estanislao Salanueva en ambas divisiones de la MX3 y Dalila Hidalgo en la FMX.

Con su impronta federal, y luego de correr en la Mesopotamia, la Patagonia, el Noroeste, Cuyo y la mediterránea Córdoba, el Campeonato Argentino de Motocross, que organiza la Comisión del Nacional de Motocross (CoNaM) y fiscaliza la Confederación Argentina de Motociclismo Deportivo (CAMOD), disputó a principios de octubre la séptima y penúltima ronda de la temporada en Esperanza, Santa Fe.

Existía gran expectativa por el regreso de la máxima expresión del MX doméstico a la provincia litoraleña y, particularmente, a la ciudad “Cuna de la Colonización Argentina”, después de más de dos décadas (la última referencia histórica fue la final del Argentino de Supercross a mediados de los ’90).

La programación, con 120 máquinas en los partidores, se llevó a cabo de manera exitosa, en un fin de semana en el que clima pasó por varios estados y sobre un circuito de 1700 metros y 8 de ancho diseñado dentro del mítico autódromo “Los Toboganes”, escenario de más de 60 años de antigüedad y rodeo de legendarias contiendas del deporte motor.

Joaco “Bis”

Con un 2-1, la séptima fecha de la categoría principal fue para el pampeano Sebastián Sánchez (KTM), pero con igual cosecha de puntos (37) por resultar ganador de la batería inicial y ser escolta en la segunda largada, Joaquín Poli (KTM) se convirtió en bicampeón de la MX1.

El joven, prolijo y sólido crossista de San Genero (Santa Fe) llegó a su segunda conquista consecutiva habiendo realizado un certamen muy regular y quedándose con 5 de las 7 citas celebradas hasta el presente.

Tercero en el podio esperancino fue el riojano Darío Arco (Suzuki), circunstancia que, sumada el triunfo del santarroceño Sánchez, dejó abierta la definición por el subcampeonato de la categoría reina. Encerrados en nueve puntos de diferencia, saldrán a correr la finalísima en Trenque Lauquen, Ezequiel Fanello (Yamaha), Darío Arco, Marco Schmit (Yamaha) y Sebastián Sánchez.

Apellido difícil, tarea fácil

La MX2, que dejó mucha tela para cortar, quedó en poder del cordobés Ignacio Toya, seguido del bonaerense Benjmín Cassano y del santafesino Franco Appo, los tres con Yamaha. Lo llamativo fue que el patagónico Víctor Garrido (Yamaha) y el mediterráneo Bernardo Blanco (Honda), que venían peleando por el título, terminaron cuarto y sexto,  aunque el piloto neuquino de Plottier consiguió llevarse 8 puntos más que el villameriense, con lo que cuenta ahora con serias aspiraciones de coronarse en la “A” de las motos de 250 cc.

Mientras tanto, en la MX 2 “B”, en otra de sus acostumbradas jornadas “perfectas”, el chico de Lanús Oeste, Demián Czajkowski (Honda), se alzó de manera categórica con el título de la subdivisional. Al festejar en el podio también subieron Nicolás Curuchet (Kawasaki) y, otro bonaerense, Juan Lynch (Suzuki), oriundo de Pilar.

NOTA RELACIONADA:  Aún es posible regularizar motovehículos sin patentar

El Tete y el Vasco

En la clase MX 3 “A” el marplatense Juan Manuel «TT» Costa (Honda) sentenció a su favor la corona 2016 en la primera serie. Para celebrarlo, abrochó seguidamente la otra final. Su máximo retador, el entrerriano Javier Follonier (Kawasaki) sufrió una caída en la batería inicial que no sólo lo imposibilitó de largar la segunda manga sino que echó por tierra sus aspiraciones de llegar al campeonato de la ex “Master”.

El porteño Demián Guiral (Honda) y Patricio Petrocelli (Honda), el representante de Belén de Escobar, Buenos Aires, completaron el terceto ganador.

En la MX 3 “B”, como consecuencia de una evidente supremacía, el embajador de Necochea, Estanislao Salanueva (Kawasaki) obtuvo el tricampeonato, terminando segundo en la general. Vencedor resultó el pueblo Leandro Wohlmuth, de Pueblo Esther, Santa Fe, y tercero el rosarino Marcelo Mansilla.

Final incierto para los más chicos

La categoría 85 cc deberá aguardar sus respetivos desenlaces hasta el GP Coronación de noviembre, porque en “la primera Colonia Agrícola Argentina”el global de la “A” fue para el paranaense Mateo Bearzi (Yamaha), con el pequeño de Burzaco, Máximo Caceres (KTM) y el nicoleño Lorenzo Monje (Kawasaki) como escuderos.

En tanto en la 85 cc “B” mostró al mendocino Marcos Bisole (Yamaha) como dueño de la penúltima cita y principal candidato al cetro.  Los dos acompañantes en el cajón de triunfadores, Gino Giordano (KTM), de San Francisco, y otro Cordobés, Felipe Favetto (Yamaha), son su principales amenazas con vistas a la dilucidación de méritos.

La reina Dalila

Entre las féminas, en lo que fue la última presentación de este ciclo, la cuyana Dalila Hidalgo (Kawasaki) volvió a calzarle los laureles de campeona de la FMX.

En la apertura de la carrera sorprendió a todos la uruguaya Ángela Feola (Honda), venida desde Piriapolis, en la República Oriental del Uruguay, y en su debut oficial en el certamen reservado para damas.

Sin embargo, en la segunda largada, Dalila Hidalgo, la niña de San Martin, Mendoza, impuso condiciones y pudo obsequiarse su tricampeonato en la especialidad con una fecha de antelación. Subcampeona nacional fue la entrerriana de La Paz Valentina Basso del Pont (Honda).

La octava programación del MXA y GP Coronación, se dará los primeros días de noviembre en el circuito “325” de Trenque Lauque (Buenos Aires), donde se dirimirán los reinados de MX2 A y las dos divisionales de 85 cc. Además cerrará su primera temporada el flamante Campeonato Argentino de Mini-Cross.

 

[espro-slider id=10243]

 

Fuentes y fotos: CoNaMCAMOD

Fuente/s:

Fuente/s: