¿BMW cambia su política en torno a la electromovilidad?

BMW no invertirá en ampliar su catalogo de electromovilidad con motos eléctricas premium, según declaraciones de su CEO, Markus Flasch.

¿BMW cambia su política en torno a la electromovilidad?

¿BMW cambia su política en torno a la electromovilidad?

¿BMW cambia su política en torno a la electromovilidad?

¿BMW cambia su política en torno a la electromovilidad?

BMW es una voz cantante en lo que a electromovilidad se refiere. La marca bávara celebró su centenario con un total de 209.257 motocicletas y scooters vendidos a clientes. Al mismo tiempo, amplió su catálogo los últimos años con las incorporaciones de las CE 04 y el CE 02. No obstante, desde la cúpula de la empresa son muy cautelosos a la hora de hablar de la ampliación del mercado de las motos eléctricas.

Si bien las ventas de sus modelos eléctricos son buenas, (3,5% de sus matriculaciones corresponden a los dos scooters antes nombrados) en la marca prefieren seguir potenciándolos antes que lanzar mas motos de este tipo. En esa línea fueron las declaraciones del director de BMW Motorrad, Markus Flasch.

El directivo destacó el desempeño en el mercado del CE 04 y del CE 02 pero se mostró reticente a desarrollar una motocicleta eléctrica de alta gama: «Escuchamos las peticiones de nuestro público, qué pide y cuánto están dispuestos a pagar. También analizamos el mercado y la competencia. Y si combinamos ambos aspectos, llegamos al resultado de que probablemente todavía no ha llegado el momento de las motos eléctricas de alto rendimiento. No creemos que necesitemos una moto eléctrica de mayor potencia en los dos o tres próximos años» comenzó declarando Flasch, que dirige los destinos de la división de motos de la empresa desde octubre del año pasado.

NOTA RELACIONADA:  Triumph lanzó un nuevo ajuste electrónico de altura para la Tiger 1200

«Hemos sobreestimado la demanda»

BMW le dio, en su momento, una gran importancia al desarrollo de la electromovilidad en ejemplares de altas prestaciones. De hecho 2019 presentaron un prototipo bajo las siglas E-Power Roadster. Este finalizaría con una moto eléctrica de altas prestaciones. Al ser la primera desarrollada por la casa teutona, iba a ser una plataforma común sobre la que desarrollar diferentes variantes. No es muy común en el mundo eléctrico desarrollar gamas enteras, como se acostumbra al mundo de las impulsadas a combustión.

“Aunque no descartemos nada. No creemos que necesitemos una motocicleta eléctrica con mayor potencia en los próximos dos o tres años. En lo que respecta a lo eléctrico, hemos cambiado nuestra estrategia y esto ya no incluye el desarrollo de una moto eléctrica. Hace un par de años pensábamos que la demanda de los clientes se inclinaría hacia estas motocicletas, pero si miramos el mercado actual, vemos que el motociclista aún no está preparado para aceptar un vehículo de este tipo» concluyó Flasch.

Fuente/s: Exclusivo Motos

Fuente/s: Exclusivo Motos