Un regalo muy especial

[[{«type»:»media»,»view_mode»:»media_large»,»fid»:»1065″,»attributes»:{«class»:»media-image alignnone size-medium wp-image-1643″,»typeof»:»foaf:Image»,»style»:»»,»width»:»300″,»height»:»202″,»alt»:»Aprilia_Simoncelli_Imola_2009″}}]]  Aprilia donó a la Fundación Simoncelli la RSV4 con la que Marco disputó su única competencia en el mundial de SBK. Fue en 2009, en el circuito de Imola. Luego de ser campeón del mundo de la categoría 250cc, Aprilia invitó a Marco Simoncelli a disputar una competencia en el mundial de SBK en uno de los circuitos más difíciles en los que compite la categoría; Imola. La moto era una RSV 4 con el #58. Ésta fue la única competencia del piloto italiano en el mundial de motos de serie. En la primera carrera Marco se cayó cuando estaba en el pelotón de punta, y en la segunda manga culminó tercero. Esta fue la primera vez que Súper Sic pilotaba una moto con más de 200 caballos. La moto fue recientemente entregada a Paolo Somincelli, padre del desaparecido piloto. Romano Albesiano, Director General de competición de Aprilia, comentó que “Las imágenes de Imola 2009 siguen estando en la mente de todos los aficionados. No era un escenario sencillo pero con ello demostró el tremendo potencial que tenía Marco Simoncelli”.   Fuente/s: Nota Relacionada: Aprilia RSV4 X: 225 CV, 165 kg y muy exclusiva

[[{«type»:»media»,»view_mode»:»media_large»,»fid»:»1065″,»attributes»:{«class»:»media-image alignnone size-medium wp-image-1643″,»typeof»:»foaf:Image»,»style»:»»,»width»:»300″,»height»:»202″,»alt»:»Aprilia_Simoncelli_Imola_2009″}}]] 

Aprilia donó a la Fundación Simoncelli la RSV4 con la que Marco disputó su única competencia en el mundial de SBK. Fue en 2009, en el circuito de Imola.

Luego de ser campeón del mundo de la categoría 250cc, Aprilia invitó a Marco Simoncelli a disputar una competencia en el mundial de SBK en uno de los circuitos más difíciles en los que compite la categoría; Imola.

La moto era una RSV 4 con el #58. Ésta fue la única competencia del piloto italiano en el mundial de motos de serie. En la primera carrera Marco se cayó cuando estaba en el pelotón de punta, y en la segunda manga culminó tercero. Esta fue la primera vez que Súper Sic pilotaba una moto con más de 200 caballos.

La moto fue recientemente entregada a Paolo Somincelli, padre del desaparecido piloto. Romano Albesiano, Director General de competición de Aprilia, comentó que “Las imágenes de Imola 2009 siguen estando en la mente de todos los aficionados. No era un escenario sencillo pero con ello demostró el tremendo potencial que tenía Marco Simoncelli”.

 

Fuente/s:

Fuente/s: