Un MotoGP de 20 carreras, 6 marcas y 24 pilotos desde 2017

Dorna, fabricantes y equipos se compremetieron públicamente a mantener una reglamentación fija durante el quinquenio 2017-2021, salvo por temas de seguridad, “para garantizar la estabilidad del campeonato a nivel económico, técnico y competitivo”. En conferencia de prensa, previa a la última ronda de Assen (Holanda) lo anunciaron en conjunto presidente de la FIM, Vito Ippolito, el CEO de Dorna, Carmelo Ezpeleta, y el presidente de la asociación de equipos del Mundial (IRTA), Hervé Poncharal. Las líneas de acción giran en torno de un calendario que podría pasar de los 18 Grandes Premios actuales a un máximo de 20 carreras y una parrilla con 24 pilotos y 6 fabricantes. Las marcas serán Aprilia, Ducati, Honda, KTM, Suzuki y Yamaha, con doce motos oficiales y las otras doce privadas. Cada factoría estará obligada a fabricar cuatro unidades, dos para oficiales y dos para privados. El precio máximo que pagarán los privados será de 2,2 millones de euros por cada moto, todo incluido salvo caídas. Por otra parte, Dorna (la organizadora del Mundial) incrementará su ayuda a los equipos en un 30% lo que les garantiza “casi en su totalidad el pago de la moto”, deslizó Ezpeleta. NOTA RELACIONADA:  Empezó la Semana de

Dorna, fabricantes y equipos se compremetieron públicamente a mantener una reglamentación fija durante el quinquenio 2017-2021, salvo por temas de seguridad, “para garantizar la estabilidad del campeonato a nivel económico, técnico y competitivo”.

En conferencia de prensa, previa a la última ronda de Assen (Holanda) lo anunciaron en conjunto presidente de la FIM, Vito Ippolito, el CEO de Dorna, Carmelo Ezpeleta, y el presidente de la asociación de equipos del Mundial (IRTA), Hervé Poncharal.

Las líneas de acción giran en torno de un calendario que podría pasar de los 18 Grandes Premios actuales a un máximo de 20 carreras y una parrilla con 24 pilotos y 6 fabricantes.

Las marcas serán Aprilia, Ducati, Honda, KTM, Suzuki y Yamaha, con doce motos oficiales y las otras doce privadas.

Cada factoría estará obligada a fabricar cuatro unidades, dos para oficiales y dos para privados.

El precio máximo que pagarán los privados será de 2,2 millones de euros por cada moto, todo incluido salvo caídas.

Por otra parte, Dorna (la organizadora del Mundial) incrementará su ayuda a los equipos en un 30% lo que les garantiza “casi en su totalidad el pago de la moto”, deslizó Ezpeleta.

NOTA RELACIONADA:  Leandro Mercado vuelve al SBK con una Aprilia

Beneficio a los actuales equipos

Se insisitó mucho en que se va a premiar la fidelidad de las actuales estructuras de MotoGP ya que “no se aceptarán nuevos privados sino los que ya están participando”. El mandamás de Dorna dejó claro que las marcas futuras que quieran entrar “podrán hacerlo alcanzando acuerdos con los equipos actuales, para premiar su presencia durante los años difíciles”.

Pero habrá otra vía abierta de participación ya que Dorna tendrá la posibilidad de comprar las plazas de los dos últimos equipos cada año en base a la clasificación.

“Lo fundamental era tener un campeonato competitivo, que ya lo tenemos, igualdad técnica y variedad de marcas”, sentenció el CEO de Dorna en relación a las medidas a implementarse en el lustro 2017-2021.

Fuente/s:

Fuente/s: