Un mendocino adaptó un triciclo para personas que se mueven en sillas de ruedas

Pedro Balada es un ingeniero electromecánico mendocino que vive en Montecarlo (Misiones) y que para ayudar a un amigo creo un triciclo para las personas que se movilizan en sillas de ruedas. El triciclo “Waira” se arma con dos chasis de motocicleta de 110 cc, unidos por una estructura y con una rueda delantera central. La silla de rueda se carga por atrás, a través de una plataforma desplegable. El funcionamiento es muy sencillo, porque el triciclo cuenta con un control remoto para bajar su rampa de acceso, para el caso que la persona pueda impulsar la silla por la rampa o posea una silla eléctrica. Una vez arriba del vehículo cierra la rampa con el mismo control, pone en contacto, acciona la tecla de arranque y acelera. En el caso de que la persona no pueda impulsar su silla está en desarrollo un modelo que cuenta con un pequeño malacate para subir la silla sin esfuerzo. El equipamiento estándar en la versión automática o con cambios, es con un motor de 4 tiempos y de 110 cilindradas, arranque eléctrico, retroceso eléctrico, rampa de acceso a control remoto, freno de estacionamiento, freno delantero a disco o tambor, frenos traseros a

Pedro Balada es un ingeniero electromecánico mendocino que vive en Montecarlo (Misiones) y que para ayudar a un amigo creo un triciclo para las personas que se movilizan en sillas de ruedas.

El triciclo “Waira” se arma con dos chasis de motocicleta de 110 cc, unidos por una estructura y con una rueda delantera central. La silla de rueda se carga por atrás, a través de una plataforma desplegable.

El funcionamiento es muy sencillo, porque el triciclo cuenta con un control remoto para bajar su rampa de acceso, para el caso que la persona pueda impulsar la silla por la rampa o posea una silla eléctrica. Una vez arriba del vehículo cierra la rampa con el mismo control, pone en contacto, acciona la tecla de arranque y acelera.

En el caso de que la persona no pueda impulsar su silla está en desarrollo un modelo que cuenta con un pequeño malacate para subir la silla sin esfuerzo.

El equipamiento estándar en la versión automática o con cambios, es con un motor de 4 tiempos y de 110 cilindradas, arranque eléctrico, retroceso eléctrico, rampa de acceso a control remoto, freno de estacionamiento, freno delantero a disco o tambor, frenos traseros a tambor, rodado delantero de 17”, rodado trasero de 14”, luces de posición y giro, delanteras y traseras, luces alta y baja, caja automática o de 4 marchas con embrague automático.

NOTA RELACIONADA:  Kawasaki Z 250 SL ABS, una asiática que podría llegar a Sudamérica

El precio de este vehículo es superior a dos motos de 110 centímetros cúbicos y se está trabajando para que junto a la estandarización se reduzcan esos costos, pero con planes de financiación propios y bancarios.

Para contactarse con Central de Motos, la empresa que lo comercializa, ir a su página de Facebook, enviar un mail a demotos.central@gmail.com o llamar al (03751) 482792.

Ver artículo completo en www.sitioandino.com

Fuente/s:

Fuente/s: