Triumph Thruxton RS Final Edition: el fin de una gran historia

Triumph despide a uno de sus modelos clásicos más queridos con una edición especial que pone el broche de oro a seis décadas de historia.

Triumph Thruxton RS Final Edición: fin de una gran historia

Triumph Thruxton RS Final Edición: fin de una gran historia

Desde el año 1964 que la Triumph Thruxton es considerada la café racer definitiva. Esta moto nació como una edición de carreras que obtuvo rápidamente éxitos deportivos. En 1969 logró los tres podios en la carrera de 500 millas de Thruxton. A su vez, fue la primera moto de producción en superar la barrera de las 100 mph de media en el Tourist Trophy de la Isla de Man. En el año 2016 Triumph lanzó la última generación de este clásico modelo. Ya en estos tiempos, la marca de Hinckley decide despedir a una de sus motos más queridas con una edición especial: la Thruxton Final Edition. Esto marca el final de una de las motocicletas con más historia de la marca británica, aunque con un verdadero broche de oro.

Propulsión Boneville

Esta edición especial no se trata solo de una moto funcional, sino que quienes la adquieran también podrán tener un pedazo de historia del mundo de las dos ruedas. Comenzando por un viejo conocido: el motor Boneville ‘High Power’ (HP) de 1200cc, el propulsor bicilíndrico en paralelo de origen británico. Se trata de un motor de baja inercia, con pistones de alta compresión y la admisión y el árbol de levas revisados, que ofrece una respuesta inmediata. La potencia alcanzada es de 105 CV a 7500 rpm, con 112 Nm de par.

En las suspensiones también vemos componentes clásicos y vinculados a la competición. La Thruxton posee una horquilla Showa USD ‘Big Piston’ totalmente ajustable, y dos amortiguadores traseros Öhlins con respaldo incorporado. En lo referente a los frenos, estos se componen de discos de 310 mm de diámetro y unas pinzas M50 monobloque radiales de cuatro pistones accionadas por una bomba Brembo en el tren delantero. A su vez, los frenos traseros están integrados por disco único de 220 mm con pinza flotante de 2 pistones firmada por Nissin. Las llantas están compuestas por piezas de aluminio de 17” y 32″ equipadas con neumáticos Metzeler Racetec RR que brindan un buen agarre.

NOTA RELACIONADA:  MV Agusta Dragster RR SCS America: potencia americana

Estilo clásico

Este modelo cuenta con tres modos de conducción: Road, Rain y Sport, ofreciendo varias opciones sobre la marcha en el mapa de aceleración y la configuración del control de tracción. Además posee el clásico faro de esta linea con una iluminación completamente LED.

En lo estético se puede observar como se exhibe un clásico diseño de las carreras de antaño. A esto se le suma el esquema de colores Competition Green, con detalles dorados en el depósito y la tapa de colín monoplaza, y las insignias clásicas de la marca, todo pintado de manera artesanal. A su vez, mantiene todos los rasgos que caracterizan a esta familia: el asiento tipo bala y el tapón de llenado de combustible estilo Monza. Así también la correa del tanque de acero inoxidable cepillado, el basculante de aluminio anodizado transparente, las estriberas deportivas y el manillar con clip. Todo esto hace de la Thruxton Final Edition un gran homenaje, acorde con la leyenda que representa su nombre.

Fuente/s: Exclusivo Motos

Fuente/s: Exclusivo Motos