Triumph Bonneville Bobber, fiel a los patrones del estilo

Anticipándose al Salón de Milán, la firma británica reveló en Londres un nuevo ejemplar de su familia Modern Classic. Una Bobber basada en la Bonneville T120. Inspirada en el estilo que nació en la década del ’40, la Triumph Bonneville Bobber se aferra a los cánones de su estirpe con un asiento monoplaza, manubrio ancho y plano, faros achicados a su mínima expresión, un tanque típico, llantas de rayos y ancha rueda trasera. Para lograr una apariencia trasera rígida, los ingenieros de Hinckley dispusieron un basculante con soportes para un caballete central y suspensión trasera con mono-amortiguador oculto. Además, tiene posición de conducción y tablero ajustables a las necesidades de cualquier conductor, que podrá mover el asiento hacia delante, detrás, arriba y abajo. En la Bobber que integrará la gama Modera Clases 2017 de la marca inglesa, se destacan elementos innovadores tales como un asiento acolchado y pespunteado flotante (con estructura de aluminio), un escape recto doble en acero inoxidable, silenciadores cortos y biselados y llantas negras de rayos. El neumático trasero es un radial Avon Cobra de 16”; el delantero es de 19”. Sustentan su carácter Custom la caja de batería con cinta de acero inoxidable, los espejos retrovisores

Anticipándose al Salón de Milán, la firma británica reveló en Londres un nuevo ejemplar de su familia Modern Classic. Una Bobber basada en la Bonneville T120.

Inspirada en el estilo que nació en la década del ’40, la Triumph Bonneville Bobber se aferra a los cánones de su estirpe con un asiento monoplaza, manubrio ancho y plano, faros achicados a su mínima expresión, un tanque típico, llantas de rayos y ancha rueda trasera.

Para lograr una apariencia trasera rígida, los ingenieros de Hinckley dispusieron un basculante con soportes para un caballete central y suspensión trasera con mono-amortiguador oculto.

Además, tiene posición de conducción y tablero ajustables a las necesidades de cualquier conductor, que podrá mover el asiento hacia delante, detrás, arriba y abajo.

En la Bobber que integrará la gama Modera Clases 2017 de la marca inglesa, se destacan elementos innovadores tales como un asiento acolchado y pespunteado flotante (con estructura de aluminio), un escape recto doble en acero inoxidable, silenciadores cortos y biselados y llantas negras de rayos. El neumático trasero es un radial Avon Cobra de 16”; el delantero es de 19”.

Sustentan su carácter Custom la caja de batería con cinta de acero inoxidable, los espejos retrovisores en los extremos del manubrio, el guardabarros trasero envolvente y fuelles de goma en la horquilla.

NOTA RELACIONADA:  LO QUE DEJÓ EL EICMA 2023: Ducati, Suzuki y más

Otros detalles premium son los emblemas del motor 1200HT en bronce, tapas cepilladas, tapón del tanque con cierre y manubrio en plateado y grafito.

La Triumph Bonneville Bobber está gestada sobre la plataforma de la Bonneville T120, aunque con un otros chasis (más corto y geometrías adaptadas al estilo de esta moto); y está motorizada con el ‘High Torque’, el bicilíndrico en paralelo de 8 válvulas, refrigeración líquida, de 1200 cc y 80 CV, aunque con una configuración específica para la ‘Bobber’ que eleva el par motor y potencia en bajos.

La inglesa cuenta con una nueva caja de admisión con dos filtros de aire, un exclusivo sistema de admisión y escape y un nuevo eje de tracción.

En materia de electrónica, la Bonnie Bobber cuenta con acelerador electrónico, embrague asistido, control de tracción desconectable y modos de conducción Road y Rain. Ofrece además sistema ABS de última generación e inmovilizador vinculado con la llave.

Dispone además de 150 accesorios disponibles para personalizarla al gusto de los clientes más rigurosos.

https://youtu.be/JS2VZPYhHSY

 

Fuente: Triumph Motorcycles

Fuente/s:

Fuente/s: