Triumph Bobber TFC 2020: custom de nueva generación

La sigla TFC significa Triumph Factory Custom y es una división especial de la factoría de Hinkcley que se caracteriza por realizar modelos especiales sobre unidades ya existentes en el catálogo de la marca, pero más radicales y mejor equipados. Bajo ese proyecto nació la Bobber TFC 2020, el tercer ejemplar de esta familia. Basada en la Bobber convencional, esta moto logra erogar 10 CV más de potencia con respecto al modelo de base, es decir 87 CV, y 4 Nm más de torque (110 Nm a 4500 rpm). Además, la TFC pesa 5 kg menos (232.5 kg) que una Bobber Black y su paquete electrónico que tendrá un tercer modo de conducción denominado Sport que se suma a los dos que ya existían Rain y Road. También equipará acelerador electrónico, control de tracción (desconectable), ABS, embrague antirrebote asistido e iluminación full-LED. NOTA RELACIONADA:  Oset MX-10: un crossera infantil regulableEl equipamiento de la Bobber TFC posee componentes de primera línea, como suspensiones Öhlins, pinzas de freno delanteras Brembo M50 con bomba MCS y doble disco, silenciadores de acero Arrow y varias piezas de fibra de carbono. Este modelo solo se producirá en 750 unidades numeradas que estarán acompañadas por un

La sigla TFC significa Triumph Factory Custom y es una división especial de la factoría de Hinkcley que se caracteriza por realizar modelos especiales sobre unidades ya existentes en el catálogo de la marca, pero más radicales y mejor equipados. Bajo ese proyecto nació la Bobber TFC 2020, el tercer ejemplar de esta familia.

Basada en la Bobber convencional, esta moto logra erogar 10 CV más de potencia con respecto al modelo de base, es decir 87 CV, y 4 Nm más de torque (110 Nm a 4500 rpm). Además, la TFC pesa 5 kg menos (232.5 kg) que una Bobber Black y su paquete electrónico que tendrá un tercer modo de conducción denominado Sport que se suma a los dos que ya existían Rain y Road. También equipará acelerador electrónico, control de tracción (desconectable), ABS, embrague antirrebote asistido e iluminación full-LED.

NOTA RELACIONADA:  AMV. Un seguro al instante.

El equipamiento de la Bobber TFC posee componentes de primera línea, como suspensiones Öhlins, pinzas de freno delanteras Brembo M50 con bomba MCS y doble disco, silenciadores de acero Arrow y varias piezas de fibra de carbono.

Este modelo solo se producirá en 750 unidades numeradas que estarán acompañadas por un kit personalizado compuesto por un certificado firmado por Nick Bloor, Presidente de Triumph; una funda para la moto, una cartera para la documentación y una mochila de cuero.

Fuente/s:

Fuente/s: