Seguridad Vial: El Jaguar Bike Sense evita los accidentes entre coches y motos

Jaguar desarrolló un sistema que puede resultar clave a la hora de evitar colisiones entre coches y vehículos de dos ruedas. Se llama Bike Sense y alerta a los conductores de la presencia de motos o bicicletas a su alrededor de una forma bastante eficaz. Los ingenieros de Jaguar desarrollaron un sistema denominado Bike Sense, que emplea colores, sonidos e incluso el propio contacto físico dentro del coche para alertar al conductor de peligros potenciales y así evitar accidentes con los vehículos de dos ruedas (motos o bicicletas). Unos sensores repartidos en diversos puntos del perímetro del coche detectan la presencia de los usuarios de la vía que están cerca o que lo van a estar e identifican si se trata de una bicicleta o una motocicleta. De ser así, el sistema alerta al conductor del riesgo potencial que existe, probablemente, antes incluso de que éste lo vea. Cómo avisa El primer tipo de aviso que recibe el conductor del coche es acústico. En función del vehículo que se acerque sonará algo parecido a un timbre de bicicleta o una bocina de moto, y lo hará por el altavoz izquierdo o derecho teniendo en cuenta por dónde viene. No se

Jaguar desarrolló un sistema que puede resultar clave a la hora de evitar colisiones entre coches y vehículos de dos ruedas. Se llama Bike Sense y alerta a los conductores de la presencia de motos o bicicletas a su alrededor de una forma bastante eficaz.

Los ingenieros de Jaguar desarrollaron un sistema denominado Bike Sense, que emplea colores, sonidos e incluso el propio contacto físico dentro del coche para alertar al conductor de peligros potenciales y así evitar accidentes con los vehículos de dos ruedas (motos o bicicletas). Unos sensores repartidos en diversos puntos del perímetro del coche detectan la presencia de los usuarios de la vía que están cerca o que lo van a estar e identifican si se trata de una bicicleta o una motocicleta. De ser así, el sistema alerta al conductor del riesgo potencial que existe, probablemente, antes incluso de que éste lo vea.

Cómo avisa

El primer tipo de aviso que recibe el conductor del coche es acústico. En función del vehículo que se acerque sonará algo parecido a un timbre de bicicleta o una bocina de moto, y lo hará por el altavoz izquierdo o derecho teniendo en cuenta por dónde viene. No se usan sonidos genéricos, sino otro que se asocian al tránsito real y a un tipo de vehículo en concreto, para que el que ha de evitar el accidente entienda la situación lo más rápido posible.

NOTA RELACIONADA:  MV Agusta ofrece nuevos colores para sus míticas F4 y F4 RR

El segundo tipo de aviso es táctil. Cuando un vehículo de dos ruedas se aproxima por detrás e inicia la maniobra de adelantamiento, el sistema Bike Sense de Jaguar da un toque en el hombro izquierdo o derecho del conductor para que sea consciente del lugar por el que se acerca. El objetivo es que el conductor mire instintivamente por encima del hombro para identificar el riesgo potencial.

El tercer tipo de aviso es lumínico y en él entra en juego una matriz de LEDs ubicada en los marcos de las ventanillas, del tablero y del parabrisas, que se iluminan primero en color ámbar y posteriormente en rojo cuando la distancia ya es mínima. La dirección y el movimiento de las luces por el interior del vehículo indican la dirección que está tomando la moto. El sistema también ha pensado en las posibles distracciones del conductor a la hora de bajarse del coche y por ello está preparado para evitar la apertura de las puertas cuando un vehículo de dos ruedas se interponga en la trayectoria.

http://youtu.be/_rw3Cia9WZ0

Fuente/s:

Fuente/s: