Según CAFAM, el impuesto interno provocó la pérdida de 2500 puestos de trabajo

En 2014 bajó un 90% la venta de motos afectadas por la aplicación del impuesto interno causando la pérdida de 2500 puestos de trabajo. La Cámara de Fabricantes de Motovehículos (CAFAM) propone al Poder Ejecutivo Nacional volver al impuesto existente antes de diciembre de 2013 o elevar el monto imponible de los dos escalones a $ 90.000 y $ 200.000. Para la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (CAFAM), las ventas de motos de entre 28.000 y 50.000 pesos, afectadas por la nueva Ley de Impuestos Internos, cayó un 90% durante 2014. Esta situación, provocada por el incremento en los precios de las unidades en hasta un 100%, generó la paralización de los planes de integración nacional impulsados por las compañías y la pérdida de 2500 puestos de trabajo en toda la cadena de valor. “Este impuesto frenó los desarrollos en marcha de todo aquel motovehículo cuyo valor se acerca o supera las nuevas bases imponibles establecidas en diciembre de 2013, que además de ser irracionalmente bajas, son fijas y no  acompañan los incrementos de costos internos y externos”, explicó Lino Stefanuto, presidente de CAFAM. Y alertó: “El sector perdió 2500 puestos de trabajo en toda la cadena de valor, considerando las

En 2014 bajó un 90% la venta de motos afectadas por la aplicación del impuesto interno causando la pérdida de 2500 puestos de trabajo. La Cámara de Fabricantes de Motovehículos (CAFAM) propone al Poder Ejecutivo Nacional volver al impuesto existente antes de diciembre de 2013 o elevar el monto imponible de los dos escalones a $ 90.000 y $ 200.000.

Para la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (CAFAM), las ventas de motos de entre 28.000 y 50.000 pesos, afectadas por la nueva Ley de Impuestos Internos, cayó un 90% durante 2014. Esta situación, provocada por el incremento en los precios de las unidades en hasta un 100%, generó la paralización de los planes de integración nacional impulsados por las compañías y la pérdida de 2500 puestos de trabajo en toda la cadena de valor.

“Este impuesto frenó los desarrollos en marcha de todo aquel motovehículo cuyo valor se acerca o supera las nuevas bases imponibles establecidas en diciembre de 2013, que además de ser irracionalmente bajas, son fijas y no  acompañan los incrementos de costos internos y externos”, explicó Lino Stefanuto, presidente de CAFAM. Y alertó: “El sector perdió 2500 puestos de trabajo en toda la cadena de valor, considerando las horas hombre requeridas por servicios, gestiones comerciales, logística, preparación y garantías afectadas a estas motos de calidad.”

NOTA RELACIONADA:  KTM presentó la moto con la que correrá en MotoGP desde 2017

Con el objetivo de revertir en el corto plazo estos efectos negativos, la Cámara de Fabricantes de Motovehículos propone retrotraer el impuesto a lo establecido en el año 2013 o elevar el monto imponible a $ 90.000 para el primer escalón y a $ 200.000 para el segundo.

“De esta manera podría mitigarse la caída del mercado en unidades, el impacto en puestos de trabajo y el desplome de la facturación y rentabilidad”, señala un comuncado distribuido por la entidad que agrupa a todos los fabricantes del país.

Fuente: CAFAM

Fuente/s:

Fuente/s: