Los fabricantes de motos insisten en la eliminación del Impuesto Interno

Según la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (CAFAM), el impacto negativo de la aplicación del Impuesto Interno provocó la caída de un 45% en la venta de motos superiores a 250 cc., perjudicando toda la red productiva y de comercialización, y poniendo en riesgo la subsistencia de muchas empresas cuyas inversiones y recursos humanos estaban dimensionados para un mercado más amplio. En ocasión del próximo vencimiento del Impuesto Interno, establecido en el Decreto 2578/2014, las empresas asociadas a la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (CAFAM) volvieron a expresar su preocupación por el impacto negativo que ocasiona la aplicación de las alícuotas. Según la entidad, el gravamen paralizó los desarrollos en marcha de los motovehículos mayores a 250 cc, lo cual afectará en el corto plazo también la producción de unidades de menor cilindrada, provocando una caída mayor en las ventas y perjudicando directamente a gran parte de la población que utiliza estos vehículos. “Las bases imponibles actualmente vigentes son fijas en pesos, no acompañan los incrementos de costos internos y externos, y no siguen las variables que han incrementado el cambio oficial, por lo cual más motos de gama media son alcanzadas por el impuesto”, explicó Lino Stefanuto, presidente de

Según la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (CAFAM), el impacto negativo de la aplicación del Impuesto Interno provocó la caída de un 45% en la venta de motos superiores a 250 cc., perjudicando toda la red productiva y de comercialización, y poniendo en riesgo la subsistencia de muchas empresas cuyas inversiones y recursos humanos estaban dimensionados para un mercado más amplio.

En ocasión del próximo vencimiento del Impuesto Interno, establecido en el Decreto 2578/2014, las empresas asociadas a la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (CAFAM) volvieron a expresar su preocupación por el impacto negativo que ocasiona la aplicación de las alícuotas.

Según la entidad, el gravamen paralizó los desarrollos en marcha de los motovehículos mayores a 250 cc, lo cual afectará en el corto plazo también la producción de unidades de menor cilindrada, provocando una caída mayor en las ventas y perjudicando directamente a gran parte de la población que utiliza estos vehículos.

“Las bases imponibles actualmente vigentes son fijas en pesos, no acompañan los incrementos de costos internos y externos, y no siguen las variables que han incrementado el cambio oficial, por lo cual más motos de gama media son alcanzadas por el impuesto”, explicó Lino Stefanuto, presidente de CAFAM.

NOTA RELACIONADA:  El “mundial” de Road Races comenzaría en 2017

El dirigente agregó que “nuestro sector, además, sufre la doble restricción que provocan la implementación de la Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI) y el cupo establecido por el Gobierno Nacional”.

En consonancia con esta situación, la entidad solicitó a las autoridades del Ministerio de Economía eliminar el impuesto o retrotraerlo a lo establecido en 2013, año en que el sector presentaba un crecimiento histórico en las ventas, lo cual favorecía la inversión y propiciaba la expansión del mercado.

Los datos comparativos de los primeros cuatro meses de 2013 a 2015 brindados por la Dirección Nacional de los Registros de la Propiedad del Automotor (DNRPA) ilustran la situación mencionada: La caída es más evidente en el caso de las motos de más de 251 cc, cuyas ventas se han retraído un 82%.

Fuente: CAFAM

Fuente/s:

Fuente/s: