Royal Enfield Scram 411: versatilidad urbana con espíritu off-road

Basada en la popular plataforma Himalayan, el nuevo modelo ofrece a los usuarios una moto versátil para la ciudad pero sin abandonar su filosofía off-road.

Royal Enfield Scram 411: versatilidad urbana con espíritu off-road

Royal Enfield Scram 411: versatilidad urbana con espíritu off-road

Royal Enfield Scram 411: versatilidad urbana con espíritu off-road

Royal Enfield Scram 411: versatilidad urbana con espíritu off-road

Royal Enfield Scram 411: versatilidad urbana con espíritu off-road

Royal Enfield Scram 411: versatilidad urbana con espíritu off-road

Royal Enfield Scram 411: versatilidad urbana con espíritu off-road

Royal Enfield Scram 411: versatilidad urbana con espíritu off-road

Royal Enfield Scram 411: versatilidad urbana con espíritu off-road

Royal Enfield Scram 411: versatilidad urbana con espíritu off-road

Royal Enfield Scram 411: versatilidad urbana con espíritu off-road

Royal Enfield Scram 411: versatilidad urbana con espíritu off-road

Tomando como base la icónica plataforma desarrollada para la Himalayan, finalmente Royal Enfield presentó en India la nueva Royal Enfield Scram 411.

Como su nombre lo indica, se trata de un modelo tipo Scrambler que toma la mayor parte de la configuración de su hermana pero con la diferencia de que añade una serie de modificaciones para adoptar una característica más asfáltica.

Para eso, la Scram 411 abandona, por ejemplo, las protecciones metálicas de los laterales del depósito así como la cúpula para darle paso a un frontal sin protección que deja al aire la silueta completa del marco y un depósito al que se le añaden unos aletines especiales.

En la sección trasera, la Scram 411 viene sin portaequipajes ni soportes para maletas. Otro de los aspectos de diseño en los que marca su propia identidad es en la adopción de un nuevo asiento, un escape ligeramente modificado y la adopción de un nuevo diámetro de la rueda delantera, que pasa de las 21 pulgadas del modelo del que deriva hasta las 19. En la parte trasera el diámetro continúa siendo de 17 pulgadas.

En cuanto al motor, utiliza el mismo que la última versión de la Himalayan, es decir, un monocilíndrico de 411 cc con un solo árbol de levas en cabeza, con sistema de refrigeración por aire y con inyección electrónica. Este propulsor es capaz de entregar 24,3 CV a 6.500 rpm y 32 Nm de par máximo a 4.500 rpm.

NOTA RELACIONADA:  BMW M 1000 XR: nuevo horizonte para las sport-touring

La parte ciclo tampoco recibe grandes modificaciones aunque también presenta algunos ajustes. El chasis sigue siendo el ya conocido Harris Performance pero la suspensión telescópica delantera con horquilla de 41 mm ve recortado su recorrido en 10 mm por lo que ahora registra 190 mm mientras que el recorrido de la parte trasera sigue siendo el mismo de 180 mm.

El sistema de frenos está compuesto por discos de freno delanteros y traseros de 300 y 240 mm respectivamente cuentan con ABS de doble canal.

En cuanto a equipamiento, esta última presentación de Royal Enfield ofrece un un cuadro de instrumentos digital y analógico donde el usuario puede observar el cuentakilómetros, la hora, el  nivel de combustible y la marcha engranada, entre otras informaciones.

Según anunció la compañía, la Scram 411 estará disponible en color amarillo grafito, rojo grafito y azul grafito, todas ellas con el depósito en color gris metálico Gun Grey. Además habrá dos opciones de color más denominadas White Flame y Silver Spirit, con distinta estética en el depósito y un diseño gráfico original.

Fuente/s: Exclusivomotos

Fuente/s: Exclusivomotos