Ramonot, Puma y Tehuelche: 3 motos clásicas con sello argentino

Argentina cuenta con una importante tradición motoquera que nació hacia los años ‘30. Desde la primera moto fabricada en Mendoza hasta la famosa Tehuelche: un recorrido por tres de los modelos más emblemáticos.

Moto Ramonot

Moto Ramonot

Moto Puma

Moto Puma

Catálogo moto Puma

Catálogo moto Puma

Moto Tehuelche mod. 1957

Moto Tehuelche mod. 1957

Ir tras los pasos de la moto argentina es realizar un viaje a lo profundo de la historia del país sudamericano. Al igual que en el resto del mundo, el siglo XX dio lugar al desarrollo de las motos con el empuje de marcas británicas como Norton, Royal Enfield y BSA o SIAM y Guzzi por el lado italiano. Sin embargo, entre los incipientes procesos de industrialización y las oleadas de inmigrantes, hubo otros modelos de fabricación nacional como la Ramonot, la Puma y la famosa Tehuelche que se convirtieron en emblemas para la historia sobre ruedas de los motociclistas argentinos.

La Ramonot

La historia de las motos en Argentina nació hacia el año 1932 en Palmira, por entonces una pequeña localidad de la provincia de Mendoza. Ahí fue donde los Alberto y Enrique Ramonot idearon y fabricaron lo que fue la primera moto en serie del país. Estos hermanos eran hijos de Pablo, un mecánico francés que había llegado a la Argentina a mediados de 1870 huyendo de la fiebre amarilla que azolaba Francia por aquel entonces. Todo comenzó hacia mediados del año 1930, en un gran galpón donde parte de la familia trabajaba en una herrería, fabricando arados para el campo. Por aquel entonces, al vivir en un área rural las personas no tenían otro medio de transporte que no fuera el caballo o la bicicleta y, herederos de la inventiva de su padre, Alberto y Enrique decidieron motorizar precisamente una de estas y así fue que nació “la Ramonot”. Este primer modelo de moto no usaba cadena sino que valía de una correa de cuero y tampoco tenía patada de arranque ya que el encendido se conseguía corriendo a su lado para saltar finalmente sobre el asiento.

El éxito de esta moto fue tal que para principios de la década del ’40 el modelo ya se vendía en otras provincias del país y en 1946 sucedió un hecho que marcó el devenir del nuevo invento. Por aquellos años, el gobierno de Juan Domingo Perón estaba interesado en desarrollar la industria nacional y ofreció instalar una fábrica en Córdoba, algo que no fue aceptado por Pablo. Así fue que la falta de un acuerdo entre las partes hizo que el gobierno finalmente se incline por el desarrollo de las motos Puma y, tras desavenencias entre la familia Ramonot y uno de sus socios, la fabricación llegó a su fin.

Puma

Este modelo nació en los primeros años de la década de 1950 y estaba inspirada en un modelo alemán Gõricke con un motor Sachs de 98 cc que la UEES (Unión de Estudiantes Secundarios) le había regalado al Presidente Perón.

NOTA RELACIONADA:  Marco Simoncelli: el legado de “Sic” más vigente que nunca

Las crónicas señalan que la fábrica Puma estaba ubicada en las cercanías del camino a Villa Carlos Paz, en la provincia de Córdoba. Allí nació la primera serie de este modelo que contaba con un motor Sachs 2T de 98 cc, palanca de cambio en el tanque, 2 velocidades, arranque con pedales duales, un freno trasero a contra pedal y uno delantero con patines expansibles y cintas. Además, equipaba llantas de acero cromado y contaba con una caja de herramientas en la parte inferior del asiento, entre otras cosas.

Al ser una moto de baja cilindrada, de producción nacional y bajo costo la Puma fue gratamente recibida por el público argentino y en sus primeros años de vida se vendieron más de 10.000 ejemplares. Entre los años 1956 a 1963 se fabricó la segunda serie de este modelo de la cual se vendieron más de 56.000 unidades. Para ese entonces, se introdujeron cambios como la introducción de la palanca de cambios en la pedalera, freno trasero en pedal con varilla y algunos otros cambios en el cuadro y en las suspensiones.

La última serie de la moto Puma, equipada ya con un motor de 200 cc, llegó en 1963 y se fabricó hasta el año 1966. En total la fábrica cordobesa dio a luz a 4 series de este modelo que fue evolucionando con el correr de los años. Con unas ventas que superaron los 100.000 ejemplares, la moto Puma se transformó en un emblema de la historia de las dos ruedas en Argentina.

Tehuelche

Por último, otra de las naves insignia en los incipientes inicios del desarrollo motociclistico del país fue la Tehuelche. Ideada por los inmigrantes italianos Giovanni Rafaldi y Roberto Fattorini, este modelo vio la luz entre 1957 y 1964. De la Tehuelche se sabe que contaba con un motor monocilíndrico de 4 tiempos de 75 cc y árbol de levas en cabeza, transmisión a engranaje y caja de velocidad de 3 cambios. Independientemente de la configuración mecánica de esta moto que le brindaba grandes prestaciones deportivas, una de las principales fortalezas, en tiempos de nacionalismos, era el hecho de ser un modelo fabricado de forma íntegra en el país y con un diseño propio que competía con otros fabricados en Argentina pero bajo licencia de motos europeas como por ejemplo la Puma, la Zanella (Ceccato) y la Gilera, entre otras.

Al día de hoy se desconoce con certeza cuántas unidades fueron fabricadas pero se estima que en su corta vida se alcanzó una producción de 4.500 y 5.000 unidades.

Fuente/s: https://exclusivomotos.com/

Fuente/s: https://exclusivomotos.com/