Pedroza, Lorenzo y Valentino le ganaron a Márquez

Dani Pedrosa (Honda), Jorge Lorenzo (Yamaha) y Valentino Rossi (Yamaha), consiguieron ganarle a Marc Márquez. Esto que parecía casi un imposible y era como una pesadilla para el resto de los pilotos ocurrió en la undécima carrera de MotoGP, en el GP República Checa. Márquez finalizó cuarto cortando una racha histórica de diez triunfos consecutivos. [[{«type»:»media»,»view_mode»:»media_large»,»fid»:»1634″,»attributes»:{«class»:»media-image size-medium wp-image-4113″,»typeof»:»foaf:Image»,»style»:»»,»width»:»300″,»height»:»168″,»alt»:»Pedrosa: su primer triunfo del 2014, el n\u00famero 26 en MotoGP, el 49 de su historial.»}}]] Pedrosa: su primer triunfo del 2014,el número 26 en MotoGP,el 49 de su historial. Todo parecía igual en el podio. El himno español volvía a sonar por el piloto ganador. En lo más alto estaba un piloto de Honda. Sin embargo, algo había cambiado. Parecía una foto del 2012 o de años anteriores. Las glorias de la categoría reina estaban allí. Sin embargo, todo no era igual. Marc Márquez no estaba allí. No había ganado lo que hubiera sido su undécima victoria consecutiva de la actual temporada, convirtiéndose en un hecho único en la historia del Mundial de Motos, porque ningún otro piloto (sólo Agostini y el propio Márquez lo hicieron en diez) antes había logrado vencer en las primeras once fechas de un Campeonato. La pesadilla

Dani Pedrosa (Honda), Jorge Lorenzo (Yamaha) y Valentino Rossi (Yamaha), consiguieron ganarle a Marc Márquez. Esto que parecía casi un imposible y era como una pesadilla para el resto de los pilotos ocurrió en la undécima carrera de MotoGP, en el GP República Checa. Márquez finalizó cuarto cortando una racha histórica de diez triunfos consecutivos.

Todo parecía igual en el podio. El himno español volvía a sonar por el piloto ganador. En lo más alto estaba un piloto de Honda. Sin embargo, algo había cambiado. Parecía una foto del 2012 o de años anteriores. Las glorias de la categoría reina estaban allí. Sin embargo, todo no era igual.

Marc Márquez no estaba allí. No había ganado lo que hubiera sido su undécima victoria consecutiva de la actual temporada, convirtiéndose en un hecho único en la historia del Mundial de Motos, porque ningún otro piloto (sólo Agostini y el propio Márquez lo hicieron en diez) antes había logrado vencer en las primeras once fechas de un Campeonato.

La pesadilla –para el resto de los pilotos- de la eternidad, de esa sucesión de conquistas, una detrás de otra, se había terminado. Esa imposibilidad de vencerlo se había transformado en victoria para otro piloto. Tanto habían cambiado las circunstancias que Marc no tuvo posibilidades de pelear hasta el final, ya en mitad de la carrera, la moto #93 no pudo hacerle frente a la Yamaha de Valentino, cuando hubo que pelear por el tercer puesto.

Al final de veintidós giros del GP de República Checa y después de una sequía de catorce GP sin ganar (su último triunfo fue en Malasia 2013), Dani Pedrosa –que largó quinto- venció de manera impecable, en su estilo simple y efectivo, demostrando que nada es imposible a los 28 años. Es su primer triunfo del 2014, es el número 26 (igual al de su moto) en MotoGP, es el 49 de su historial.

Pedrosa sabía que con la misma moto, en algún momento, le iba a poder ganar. Pedrosa sabe que ha transcurrido un historial de carreras que no se luce como exitoso pero sí muy efectivo. Y en la historia quedará como aquel que pudo vencer a Márquez y cortarle esa racha triunfal. Ese es Dani Pedrosa. Y con éste resultado sigue segundo en el torneo con 186 puntos a 77 de los 263 que tiene Marc.

NOTA RELACIONADA:  MXA: Córdoba se impuso en la Copa de las Federaciones

Y aunque, Márquez no ganó. La marca Honda no resignó nada. Tenía a Pedrosa para demostrar que ‘el ala dorada’ sí alcanzó lo que Marc no pudo: once triunfos consecutivos en igual cantidad de primeras carreras del 2014. Honda marcha primero en el torneo de Constructores con 275 puntos, muy por encima de los 194 de Yamaha.

Lorenzo fue segundo y Valentino tercero. Para Márquez, ser cuarto, es toda una novedad en MotoGP. Márquez es un piloto que, durante 28 carreras (las que llevaba en la categoría reina hasta Brno), sólo ha conocido los puestos del podio, más allá de la caída en Italia y la desclasificación sufrida en Australia del 2013. Una trayectoria que reafirma su carácter de piloto de elite único, porque ni Valentino Rossi, ni Pedrosa ni tampoco Lorenzo han tenido tal grado de performance en las dos primeras temporadas y en igual cantidad de competencias.

Rabat y el sorpresivo Masbou

En Moto2, Tito Rabat (Marc VDS Racing, Kalex) se adjudicó su quinta victoria de la temporada tras salir desde la pole position y liderar la prueba de principio a fin. Su compañero de equipo Mika Kallio fue segundo y el alemán Sandro Cortese consiguió su primer podio en la categoría (Dynavolt Intact GP, Kalex).

La revelación en Brno fue Alexis Masbou (Ongetta-Rivacold, Honda), el francés que conquistó un triunfo tan trabajado como inesperado en Moto3. La primera victoria mundialista del piloto galo llegó después de una reñida carrera en grupo en la que se impuso a Enea Bastianini (Junior Team GO&FUN, KTM) y a Danny Kent (Red Bull Husqvarna Ajo, Husqvarna), los pilotos que lo acompañaron en el podio.

La próxima fecha, duodécima, será el domingo 31 de agosto, en Silverstone, Inglaterra.

Fuentes y fotos: MotoGP.com – Prensa Dorna Argentina

Fuente/s:

Fuente/s: