Magni 750S Tributo: mitad de producción, mitad preparación

El taller italiano es una empresa artesanal, reconocida por la calidad de la terminación de sus proyectos y que actualmente mantiene una estrecha relación con la marca oriunda de Varese, motivo por el cual el motor de la Magni 750S es el mismo que equipan las Brutale 800, es decir un tricilíndrico en línea de 798 cc y cigüeñal contra-rotante, que entrega una potencia de 109 cv a 11.500 vueltas con un par motor de 83 Nm. Pese a que su estética está totalmente signada por líneas de antaño, su parte de ciclo es muy actual y está preparada para acompañar el ritmo que propone su propulsor. Está compuesta por una horquilla telescópica oleodinámica totalmente regulable, con tijas de aluminio fabricadas mediante CNC; y dos amortiguadores, también ajustables, que actúan sobre un basculante de doble brazo de acero, todo desarrollado por el especialista italiano Oram. Sus frenos fueron encomendados a la marca alemana Brembo. NOTA RELACIONADA:  Entrevista: La capacidad profesional de Alejandro CentoEl tanque de combustible realizado en aluminio es el punto principal del diseño, ya que emula a la perfección al modelo que homenajea. Está seguido por un asiento con colín integrado de cuero rojo que se adapta armoniosamente

El taller italiano es una empresa artesanal, reconocida por la calidad de la terminación de sus proyectos y que actualmente mantiene una estrecha relación con la marca oriunda de Varese, motivo por el cual el motor de la Magni 750S es el mismo que equipan las Brutale 800, es decir un tricilíndrico en línea de 798 cc y cigüeñal contra-rotante, que entrega una potencia de 109 cv a 11.500 vueltas con un par motor de 83 Nm.

Pese a que su estética está totalmente signada por líneas de antaño, su parte de ciclo es muy actual y está preparada para acompañar el ritmo que propone su propulsor. Está compuesta por una horquilla telescópica oleodinámica totalmente regulable, con tijas de aluminio fabricadas mediante CNC; y dos amortiguadores, también ajustables, que actúan sobre un basculante de doble brazo de acero, todo desarrollado por el especialista italiano Oram. Sus frenos fueron encomendados a la marca alemana Brembo.

NOTA RELACIONADA:  Entrevista: La capacidad profesional de Alejandro Cento

El tanque de combustible realizado en aluminio es el punto principal del diseño, ya que emula a la perfección al modelo que homenajea. Está seguido por un asiento con colín integrado de cuero rojo que se adapta armoniosamente a los colores del depósito y al rojo del chasis.

Fuente/s:

Fuente/s: