Los 25 años de la Fireblade, a pura electrónica

Honda festeja el aniversario número 25 de su CBR1000RR, popularmente conocida como Fireblade, con tres versiones de esta emblemática deportiva cada vez más liviana, más potente y con más tecnología. Fireblade convencional, SP y SP2, así se denominan y se distinguen los modelos de la renovada CBR1000 de la casa del ala dorada. En general las tres versiones comparten muchos componentes de competición y se diferencian a partir de su carga tecnológica. La versión base está equipada con el sistema HSTC, que se ocupa de controlar la tracción al cambiar los niveles de potencia que llegan a la rueda trasera. También, el usuario puede elegir entre sus tres modos de conducción «Street», «Circuit» o «Mechanic ya que la nueva Fireblade, a pesar de haber sido concebida en los circuitos, cada vez tiene más características amigables con el tránsito de la ciudad. Entre otros avances cuenta con el sistema QuckShifter, capaz de subir las velocidades sin utilizar el embrague; con suspensión Öhlins Smart EC la cual supervisa y cambia la presión de la amortiguación dependiendo de las condiciones del terreno y, además, es la primera moto de Honda que está equipada de serie con acelerador electrónico. NOTA RELACIONADA:  Polaris cierra Victory

Honda festeja el aniversario número 25 de su CBR1000RR, popularmente conocida como Fireblade, con tres versiones de esta emblemática deportiva cada vez más liviana, más potente y con más tecnología.

Fireblade convencional, SP y SP2, así se denominan y se distinguen los modelos de la renovada CBR1000 de la casa del ala dorada. En general las tres versiones comparten muchos componentes de competición y se diferencian a partir de su carga tecnológica.

La versión base está equipada con el sistema HSTC, que se ocupa de controlar la tracción al cambiar los niveles de potencia que llegan a la rueda trasera. También, el usuario puede elegir entre sus tres modos de conducción «Street», «Circuit» o «Mechanic ya que la nueva Fireblade, a pesar de haber sido concebida en los circuitos, cada vez tiene más características amigables con el tránsito de la ciudad. Entre otros avances cuenta con el sistema QuckShifter, capaz de subir las velocidades sin utilizar el embrague; con suspensión Öhlins Smart EC la cual supervisa y cambia la presión de la amortiguación dependiendo de las condiciones del terreno y, además, es la primera moto de Honda que está equipada de serie con acelerador electrónico.

NOTA RELACIONADA:  Avanzan las obras sobre “El Villicum”

Su motor de 4 tiempos. 4 cilindros en línea, distribución DOHC, 16 válvulas y refrigeración líquida es capaz de generar cerca de 194 cv a un régimen de 13.000 vueltas. Además, detalla un sistema de inyección programada de gasolina denominado PGM-DSFI que dispone dos inyectores por cilindro.

La SP, es el modelo intermedio, al cual se le suman algunas características técnicas provenientes de la Honda RC213V-S, el prototipo que es protagonista del MotoGP, como  el control de elevación de la rueda delantera, freno motor seleccionable, entre otras.

https://www.youtube.com/watch?v=Kte0dCa-z4M

La version más alta de la gama es la SP2, basada en la SP, pero con una gráfica y una configuración diferente del motor:  tiene el mismo diámetro de cilindro, pero la tapa de la válvula de admisión y de escape son más grandes. Además, la cámara de combustión está totalmente optimizada y los pistones rediseñados para aguantar una mayor temperatura.

La electrónica es similar a la versión intermedia, pero con configuraciones exclusivas, además el usuario puede un kit añadir de competición.

[espro-slider id=11897]

Fuente: Honda Europa

Fuente/s:

Fuente/s: