KTM Freeride 250R, la 2T de la familia

En la última década KTM demostró un continuo dominio de la competición off-road, pero más allá de las altas prestaciones sabe que hay clientes que no necesitan lo máximo en su desempeño diario. Para ellos lanzó la KTM Freeride 250R, un ejemplar de Enduro de 2 T que deriva de la EXC 250 y de lo ya visto en la 350, el modelo de 4T precursor de la gama Freeride, con el que comparten varias mejoras. [[{«type»:»media»,»view_mode»:»media_large»,»fid»:»1176″,»attributes»:{«class»:»media-image size-medium wp-image-2158″,»typeof»:»foaf:Image»,»style»:»»,»width»:»300″,»height»:»181″,»alt»:»La Freeride es una gama paralela a la que destaca a KTM en el alto rendimiento mundial, con prestaciones extra competitivas.»}}]] La Freeride es una gama paralela a la que destacaa KTM en el alto rendimiento mundial,con prestaciones extra competitivas. La decisión de KTM de presentar -precisamente en el novedoso segmento Freeride- un modelo de dos tiempos totalmente nuevo puede desconcertar, pero sólo a primera vista. Sobre todo para aquellos que nunca han disfrutado del impulso de un potente motor de dos tiempos en un chasis todo terreno liviano y ágil. Un 2T responde de forma completamente diferente a uno de cuatro tiempos, porque no en vano los gases de combustión explotan el doble de veces sobre el cigüeñal. Es así como

En la última década KTM demostró un continuo dominio de la competición off-road, pero más allá de las altas prestaciones sabe que hay clientes que no necesitan lo máximo en su desempeño diario. Para ellos lanzó la KTM Freeride 250R, un ejemplar de Enduro de 2 T que deriva de la EXC 250 y de lo ya visto en la 350, el modelo de 4T precursor de la gama Freeride, con el que comparten varias mejoras.

La decisión de KTM de presentar -precisamente en el novedoso segmento Freeride- un modelo de dos tiempos totalmente nuevo puede desconcertar, pero sólo a primera vista. Sobre todo para aquellos que nunca han disfrutado del impulso de un potente motor de dos tiempos en un chasis todo terreno liviano y ágil.

Un 2T responde de forma completamente diferente a uno de cuatro tiempos, porque no en vano los gases de combustión explotan el doble de veces sobre el cigüeñal. Es así como las KTM de enduro de dos tiempos, famosas por su elevada potencia máxima, suben de régimen con gran “alegría” desde las revoluciones más bajas hasta la línea roja.

NOTA RELACIONADA:  Urbana pero no convencional

La Freeride 250 R, fiel a la filosofía Freeride, no busca el máximo rendimiento, sino una curva de par motor suave y facilidad de conducción: una moto para iniciarse en la actividad y disfrutar en plenitud y placenteramente el off-road.

Como se sabe, la familia Freeride fue concebida para un uso extra competitivo o de las altas prestaciones. Es una gama paralela a la que destaca a KTM en el alto rendimiento mundial. Es una saga que busca polivalencia y sosiego en el marco del “low cost” en mantenimiento y relación precio-calidad (…)

Nota completa en Exclusivo Motos de enero 2014. En los mejores kioscos del país o por suscripción on line.

Fuente/s:

Fuente/s: