KTM 1290 Super Adventure R: agilidad todoterreno

Apenas un mes después de haber presentado la versión “S”, la firma austríaca lanzó su nueva apuesta al off-road. Mantiene el motor LC8 de 1.301 cc con los mismos 160 CV pero incorpora múltiples modificaciones para un máximo rendimiento fuera del asfalto.

KTM 1290 Super Adventure R: agilidad todoterreno

KTM 1290 Super Adventure R: agilidad todoterreno

KTM 1290 Super Adventure R: agilidad todoterreno

KTM 1290 Super Adventure R: agilidad todoterreno

KTM 1290 Super Adventure R: agilidad todoterreno

KTM 1290 Super Adventure R: agilidad todoterreno

KTM 1290 Super Adventure R: agilidad todoterreno

KTM 1290 Super Adventure R: agilidad todoterreno

KTM 1290 Super Adventure R: agilidad todoterreno

KTM 1290 Super Adventure R: agilidad todoterreno

La nueva KTM 1290 Super Adventure R es la segunda entrega de la nueva generación de modelos KTM Adventure de más de 1000 cc. Tras haber presentado la versión asfáltica, la compañía de Matighoffen vuelve a la carga con un modelo que toma la mayoría de los componentes de su hermana “S” pero incorpora otros elementos para orientar su rendimiento hacia el off-road.

Para lograrlo, los ingenieros austríacos diseñaron una carrocería totalmente nueva con una columna de dirección un tanto más retrasada y un nuevo basculante de fundición con los refuerzos a la vista ligeramente más largo. Además, se incorporó un nuevo depósito de combustible dividido en tres parte que cuenta con una capacidad total de 23 l y que está situado en una posición más baja, con el fin de ofrecer una conducción más equilibrada.

Tanto el chasis como el subchasis fueron rediseñados y se agregó un asiento deportivo de 880 mm de altura que cuenta con una guantera debajo.

En la parte ciclo, una nueva configuración de las suspensiones WP XPLOR mejora aún más el comportamiento de la moto. La KTM 1290 Super Adventure R adopta la experiencia de la compañía en el off-road y adopta lo mejor de la tecnología WP. La horquilla delantera de 48 mm totalmente regulables ofrece un recorrido de 220 mm al igual que el monoamortiguador WP PDS ubicado en la sección trasera.

NOTA RELACIONADA:  Triumph presentó dos nuevas Roadster de edición limitada

En lo que respecta a los sistemas electrónicos, la recién llegada está repleta de ayudas a la conducción y reafirma la colaboración de KTM con Bosch. Entre las asistencias electrónicas se destaca un nuevo sensor de ángulo de inclinación de 6 ejes que lee toda la información sobre la inclinación y la posición exacta de la moto así como su comportamiento dinámico. A su vez, esta lectura se traduce en la aplicación de diversos grados de control a sistemas como el control de tracción, la regulación del freno motor, el control de estabilidad y el ABS Off-road. Además, para adaptarse a las necesidades de los pilotos y del terreno, todas estas asistencias pueden ajustarse en diferentes niveles o desconectarse.

En la parte mecánica, KTM vuelve a confiar en el motor LC8 conforme a la normativa Euro 5. El propulsor ahora es 1,6 kg más ligero y ofrece una potencia máxima de 160 CV a 9.000 rpm junto a un par máximo de 138 Nm a 6500 vueltas por minuto.

Por último, entre las múltiples novedades que se añadieron a la nueva integrante del catálogo, se cárteres más ligeros, nuevos pistones y nuevos radiadores, entre otras cosas.

Fuente/s: Exclusivomotos

Fuente/s: Exclusivomotos