Honda Africa Twin: la historia de una leyenda del trail

Para rastrear el nacimiento de la Africa Twin es necesario remontarse hasta los inicios de la década de 1980 cuando Honda presentó la NXR 750, una de sus primeras unidades de competición que marcó una bisagra en el diseño de motos off-road. Nacida en 1986, esta motocicleta llamó rápidamente la atención del público por su carenado envolvente, su doble óptica y su guardabarros bien pegado a la rueda delantera. Contaba además con un tanque de nafta de 24 litros, suspensiones de largo recorrido, llanta delantera de 21″ y un motor bicilíndrico en V, de 8 válvulas y 75 CV de potencia, con el cual dejaba atrás los primeros diseños de la marca con motor monocilíndrico como la XL600. El éxito de esta aventurera fue inmediato y durante los años siguientes Honda encadenó una serie de triunfos en el Rally Paris Dakar, en las épocas en que aún se partía desde la capital francesa y se recorrían 15.000 kilómetros hasta llegar a las costas de Senegal. Este período inicial fue fundamental para el desarrollo de la motocicleta ya que representó para la compañía una clara evidencia de la fiabilidad de su nueva unidad: en 1986 y 1987 el francés Cyril Neveu

Para rastrear el nacimiento de la Africa Twin es necesario remontarse hasta los inicios de la década de 1980 cuando Honda presentó la NXR 750, una de sus primeras unidades de competición que marcó una bisagra en el diseño de motos off-road. Nacida en 1986, esta motocicleta llamó rápidamente la atención del público por su carenado envolvente, su doble óptica y su guardabarros bien pegado a la rueda delantera. Contaba además con un tanque de nafta de 24 litros, suspensiones de largo recorrido, llanta delantera de 21″ y un motor bicilíndrico en V, de 8 válvulas y 75 CV de potencia, con el cual dejaba atrás los primeros diseños de la marca con motor monocilíndrico como la XL600.

El éxito de esta aventurera fue inmediato y durante los años siguientes Honda encadenó una serie de triunfos en el Rally Paris Dakar, en las épocas en que aún se partía desde la capital francesa y se recorrían 15.000 kilómetros hasta llegar a las costas de Senegal. Este período inicial fue fundamental para el desarrollo de la motocicleta ya que representó para la compañía una clara evidencia de la fiabilidad de su nueva unidad: en 1986 y 1987 el francés Cyril Neveu obtuvo el primer puesto al mando de una NXR 750, al año siguiente fue el italiano Edi Orioli quien levantó el trofeo en representación de la firma japonesa y finalmente en el año 1989 fue el francés Gilles Lalay quien se quedó con el primer puesto. Cuatro victorias consecutivas en sus primeras cuatro participaciones en el Rally Paris-Dakar fueron, nada más ni nada menos, la carta de presentación de la Honda Africa Twin .

Con el paso de los años, la motocicleta fue evolucionando con la incorporación de diversas modificaciones tras lo cual Honda decidió retirarse de la competición. Sin embargo, unos años antes en el Salón Internacional de Paris de 1987 la casa del ala dorada presentó al público una nueva unidad de calle: la XRV 650 Africa Twin RD03,es decir, la primera Africa Twin matriculable que se estableció como una evolución a menor escala y sucesora de aquella NXR 750 de competición.

Del circuito al mercado

La fabricación en serie comenzó en 1988 y, a pesar de las grandes expectativas por parte de los diseñadores, al principio no tuvo una buena aceptación por parte del público.

El modelo XRV 650 era una moto de estética prácticamente idéntica a la utilizada por los pilotos de la marca en el Dakar pero con un motor de menor potencia que con sus 48 cv a 7.750 vueltas (frente a los 75 CV de la moto original) alcanzaba una velocidad máxima cercana a los 170 km/h. Este propulsor estaba inspirado en el de la Honda Transalp por lo que el motor abría levemente el ángulo entre sus cilindros de 50º a 52º y pasó a contar de cuatro válvulas a tres.

NOTA RELACIONADA:  Royal Enfield pone fecha de lanzamiento a la Himalayan 2024

Ya en 1990 la compañía decidió realizar el lanzamiento de una nueva Africa Twin denominada RD04. A este modelo se le diseñó un chasis completamente nuevo, se le incorporaron dos discos delanteros, refrigeración por aceite y un aumento de cilindrada a 750 cc, por lo que era capaz de otorgar 54 CV de potencia máxima y 56 Nm de torque.

Durante el año 1991 no recibió prácticamente cambios y en 1992 se le incorporó un llamativo Tripmaster, es decir, un rudimentario sistema de navegación. De allí en más, la Africa Twin fue evolucionando con diversos cambios en todos sus niveles, manteniéndose en circulación durante casi 15 años hasta que en el año 2002 la empresa decidió retirarla del mercado

Luego de tantos años de ausencia, Honda decidió retomar la producción de esta unidad recién en el año 2015 y lo hizo con un modelo que fue una verdadera revolución tecnológica, ya que fue la primera trail de este tamaño en incorporar un sistema de cambio secuencial automático. Tres años más tarde, se lanzó una nueva edición que ya contaba con un motor de 1.000cc y casi 100 CV de potencia máxima. En la actualidad, Honda presentó la versión 2020 de esta mítica aventurera con grandes actualizaciones. A esta última evolución de la Africa Twin se le aumentó la cilindrada hasta alcanzar los 1.082 cc y alcanzó los 101.9 CV de potencia máxima a 7.500 vueltas y 105 Nm de torque máximo a 6.250 rpm. El chasis y el subchasis fueron diseñados con la premisa de reducir el peso de la moto por lo que se le incorporaron elementos de aluminio y se le incorporó un paquete electrónico completamente renovado con los cuales la firma japonesa busca brindar el máximo confort y mejorar los niveles de seguridad del piloto.

Es de esta forma que, con más de 30 años de trayectoria, la Africa Twin se convirtió en uno de los máximos exponentes del segmento Adventure y en uno de los modelos históricos de la factoría nipona, cosechando fanáticos a lo largo y ancho del mundo que hicieron de esta unidad, sin lugar a dudas, una motocicleta de culto.

Fuente/s:

Fuente/s: