En tiempo récord: cómo fue el ascenso de Mir a lo más alto del MotoGP

Al piloto español le hicieron falta nada más que 4 años para llegar hasta lo más alto de la categoría reina desde su debut en Moto 3: un logro que ni siquiera Marc Márquez había conseguido.

En tiempo récord: el rápido ascenso de Mir a lo más alto del motociclismo

En tiempo récord: el rápido ascenso de Mir a lo más alto del motociclismo

Cuando todavía falta la última contienda en Portimao, Joan Mir ya le puso punto final a esta temporada 2020 que va a ser recordada, muy probablemente, como una de las más atípicas en mucho tiempo.

En primer lugar, porque la pandemia global de coronavirus trastocó toda la agenda de competición y transformó absolutamente todo el panorama conocido hasta el momento, con sus protocolos, el miedo a los contagios y las tribunas completamente vacías. En segundo lugar, porque el 8 veces campeón, Marc Márquez, quedó relegado de la temporada a causa de una lesión y su ausencia abrió una lucha inolvidable por el título en la que hubo 9 ganadores diferentes en 13 carreras . En tercer lugar, porque quien mejor supo aprovechar la ausencia del piloto de Honda fue, Joan Mir, un piloto a quien pocos hubieran apostado a principios de año cuando todavía poco y nada se sabía del Covid-19. A pesar de ello, la carrera del balear hacia lo más alto del MotoGP no comenzó este 2020 sino que se basó en una trayectoria tan rápida como corta en el tiempo que lo llevó de correr en Moto3 a ser campeón de la categoría reina en tan sólo 4 años.

Joan Mir dio sus primeros pasos en el mundo del motociclismo en la “Chicho competición”, la escuela del padre de Jorge Lorenzo donde, según afirma el nuevo campeón, pudo aprender los primeros pasos de técnica de pilotaje sobre moto. En el año 2009 ingresó a la escuela de motociclismo de la Federación Balear desde donde participó de sus primeras grandes batallas como el Campeonato de Baleares y la Copa Bankia. Dos años después, tras quedarte con la Copa PreGP 125cc de MotoGP, logró conseguir una plaza para correr en la Redbull Rookies Cup.

NOTA RELACIONADA:  Danilo Petrucci: "ahora quiero ganar, no tengo nada que perder"

Ya en 2015 empezó a correr en el FIM CEV con el equipo Leopard Racing y ese mismo año debutó en el Campeonato del Mundo de Moto3 participando del Gran Premio de Austria en sustitución de Hiroki Ono por lesión. “Esa carrera fue bestial pese a terminar por los suelos, ya que salía en la 15ª posición y conseguí rodar con el grupo de cabeza, en la 4ª plaza”, recuerda el ahora piloto de Suzuki y nuevo campeón. Al año siguiente, Mir tuvo su primera temporada completa en la menor de las categorías donde obtuvo sus primeros podios, finalizó en la 5ta posición de la general y fue el mejor rookie de la temporada. Lo realizado en el 2016 fue un preámbulo de lo que vendría ya que en el 2017 se coronó Campeón del Mundo de Moto 3 con 10 victorias y 13 podios.

Sus buenas actuaciones le valieron dar el salto a Moto2 en el 2018 donde obtuvo 4 podios que le abrieron las puertas del Team Suzuki Ecstar. Finalmente, solo 2 años le hicieron falta a Joan Mir para adjudicarse el título de campeón de la categoría reina, tras una temporada 2020 donde a fuerza de una regularidad implacable obtuvo seis podios (en los grandes premios de Austria, San Marino, Emilia-Romagna, Cataluña, Aragón y Europa) y se quedó con la victoria en el GP de Europa.

De esta forma, el rápido ascenso de Mir a lo más alto del motociclismo lo convirtió en el piloto que menos tiempo necesitó para ser campeón del Mundo de MotoGP, superando incluso a Marc Márquez quien se coronó tras 5 años desde su debut en la categoría.

Fuente/s: Exclusivomotos

Fuente/s: Exclusivomotos