El futuro de las café racer

  Honda dio a conocer una actualización de uno de sus prototipos más radicales de los últimos tiempos, el CB4 Interceptor, un proyecto de moto que conjuga un diseño exterior visualmente impactante, con tecnología de punta. El Centro de Investigación y Desarrollo de Honda, ubicado en Roma, Italia, generó un nuevo Concept que fue exhibido en el EICMA, El CB4 Interceptor. Bajo la última línea de diseño que la marca del ala dorada denominó “Neo Sport Café” y que dispuso en sus modelos 2018 de toda la familia CB, este modelo agrega a esa personalidad naked, detalles “Endurance” de antaño. Su decoración, bien llamada «Total Black», tiene al color negro como máximo – y casi único- exponente en la carrocería y en los componentes, menos en la parte superior de la suspensión Öhlins o en la cúpula frontal. NOTA RELACIONADA:  Pirelli presentó los nuevos Scorpion Trail IIIEl detalle distintivo del Interceptor es su faro y una turbina en la parte delantera que es capaz de convertir la energía cinética de la moto en una fuente de alimentación que pone en funcionamiento la pantalla táctil situada en el depósito. Este proyecto causó muy buenas impresiones en el salón más representativo del

 

Honda dio a conocer una actualización de uno de sus prototipos más radicales de los últimos tiempos, el CB4 Interceptor, un proyecto de moto que conjuga un diseño exterior visualmente impactante, con tecnología de punta.

El Centro de Investigación y Desarrollo de Honda, ubicado en Roma, Italia, generó un nuevo Concept que fue exhibido en el EICMA, El CB4 Interceptor. Bajo la última línea de diseño que la marca del ala dorada denominó “Neo Sport Café” y que dispuso en sus modelos 2018 de toda la familia CB, este modelo agrega a esa personalidad naked, detalles “Endurance” de antaño.

Su decoración, bien llamada «Total Black», tiene al color negro como máximo – y casi único- exponente en la carrocería y en los componentes, menos en la parte superior de la suspensión Öhlins o en la cúpula frontal.

NOTA RELACIONADA:  La Ducati de motocross, vista en acción

El detalle distintivo del Interceptor es su faro y una turbina en la parte delantera que es capaz de convertir la energía cinética de la moto en una fuente de alimentación que pone en funcionamiento la pantalla táctil situada en el depósito.

Este proyecto causó muy buenas impresiones en el salón más representativo del mundo de las motos, pero aún es imposible confirmar su llegada a la producción en el futuro.

[[{«type»:»media»,»view_mode»:»media_large»,»fid»:»2446″,»attributes»:{«class»:»media-image alignnone size-medium wp-image-14424″,»typeof»:»foaf:Image»,»style»:»»,»width»:»640″,»height»:»360″,»alt»:»»}}]]

Fuente: Honda News

Fuente/s:

Fuente/s: