El Argentino de Velocidad visitó por primera vez el trazado pampeano de Toay

Ariel Ramírez (58) y el puntero del certamen, el chileno Maximilian Scheib (177), se llevaron las finales de la sexta y séptima fechas de la 600 SS. También, en doble jornada, se disputaron la quinta y sexta de las categorías 250, SBK A y B y Stock Bikes Amateurs 1000 y 600. Con la fiscalización de la Confederación Argentina de Motociclismo Deportivo (CAMOD), alrededor de 100 motos disputaron a mediados de junio la quinta y la sexta fechas del Campeonato Argentino de Velocidad (sexta y séptima para la categoría 600 SS), en el Autódromo Provincia de La Pampa, de Toay. Pese al fuerte viento y al frío, entre sábado y domingo el circuito mostró un buen marco de público, superior al que llevó el Turismo Nacional en su última presentación en territorio pampeano, según consignaron medios locales. Significó el debut para las motos en el Autódromo de Toay, ubicado en la localidad homónima, enclavado a una decena de kilómetros de la capital Santa Rosa. El circuito tiene una longitud de 4.148,40 metros en su trazado general, un diseño único, zonas atractivas para los corredores y una imponente recta principal que permite desarrollar altas velocidades. Buba abría la galería de festejos

Ariel Ramírez (58) y el puntero del certamen, el chileno Maximilian Scheib (177), se llevaron las finales de la sexta y séptima fechas de la 600 SS. También, en doble jornada, se disputaron la quinta y sexta de las categorías 250, SBK A y B y Stock Bikes Amateurs 1000 y 600.

Con la fiscalización de la Confederación Argentina de Motociclismo Deportivo (CAMOD), alrededor de 100 motos disputaron a mediados de junio la quinta y la sexta fechas del Campeonato Argentino de Velocidad (sexta y séptima para la categoría 600 SS), en el Autódromo Provincia de La Pampa, de Toay.
Pese al fuerte viento y al frío, entre sábado y domingo el circuito mostró un buen marco de público, superior al que llevó el Turismo Nacional en su última presentación en territorio pampeano, según consignaron medios locales.
Significó el debut para las motos en el Autódromo de Toay, ubicado en la localidad homónima, enclavado a una decena de kilómetros de la capital Santa Rosa.
El circuito tiene una longitud de 4.148,40 metros en su trazado general, un diseño único, zonas atractivas para los corredores y una imponente recta principal que permite desarrollar altas velocidades.

Buba abría la galería de festejos

El piloto porteño Ariel «Buba» Ramírez, con la Yamaha del CRX Racing Nº 58, ratificó ayer su buen andar en la temporada quedándose con la victoria en la competencia correspondiente a la sexta del Campeonato Argentino de Motociclismo de Velocidad de la categoría reina 600 Súper Sport.
El hombre de la pole fue seguro dominador a lo largo de las 16 vueltas al trazado toayense y festejó su cuarta victoria del calendario, con un tiempo de 22m42s901. El podio, íntegro de Yamaha, se completó con el chileno Maximiliano Scheib y con el rionegrino Juan Manuel Solorza (Yamaha).
El santafesino Leandro Bagnarelli (Kawasaki Cento Racing) primó en la subdivisional 600 Súper Sport «B» por sobre el mendocino Lucas Molina (Yamaha CRX) y el cordobés Guillermo Faber (Honda Faber Racing).
Vale aclarar que el resto de las categorías cumplían con la tercera fecha doble del calendario, vale decir con la quinta y sexta rondas, en contraste con lo que ocurrió con la 600 SS que acumulada una fecha más en función de haber participado como telonera en la visita del MotoGP a la Argentina y haberse computado esa final como válida para el certamen 2015.
Es decir que, en el marco de la quinta cita del CAV desarrollada el sábado 13 de junio en Toay, el cordobés Lucas Silvi, con Honda, fue el mejor en la final de la categoría 250 cc 4T, tras largar desde la segunda ubicación.
En la Súper Bikes «A», el ganador fue el chaqueño Ramiro Gandola (Kawasaki), que empleó un tiempo de 19m51s548 para completar los 14 giros al circuito más chico del autódromo pampeano y quedarse con el triunfo, tras largar desde la última fila. En segundo lugar arribó el misionero Adrián Silveira (Kawasaki Rosamonte Racing) y completó el cajón de ganadores el bonaerense Sebastián Martínez (MG Yamaha).
Federico Rossi, de Córdoba (Kawasaki Barracuda Team), escoltado por los misioneros Mariano Silveira (Kawasaki Rosamonte) y Diego Zapaya (Ducati Nexo), fueron los grandes animadores de la SBK “B”.
Cerraron la ventosa jornada sabatina con honores, Ulises Cavaccini y Marcos Gioiosa, los pilotos oriundos de Buenos Aires que se alzaron las divisiones amateurs Stock Bike Amateur «A» y «B», respectivamente.

Scheib se aferró al liderazgo

En una final emocionante, el chileno Maximiliano Scheib (Yamaha) se adjudicó la victoria de la 600 SS en la séptima fecha del Campeonato Argentino de Velocidad para retener la punta de la tabla en base a excelentes producciones y a que le sigue poniendo dique al entonado Ariel Ramírez.
El trasandino imprimió un tiempo de 22m51s405 para recorrer las 16 vueltas al veloz trazado de 4.148 metros, y fue secundado por su “sombra” en el certamen, el porteño Ariel Ramírez (Yamaha), a sólo 426 milésimas, y el cordobés Luciano Ribodino (Yamaha), a 1s477.
La carrera se definió en la penúltima curva: Scheib salió más rápido, superó a Ramírez para conquistar la tercera victoria del año, que le permite al piloto de Santiago de Chile seguir mandando en el Campeonato Argentino de Velocidad.
Tal como aconteció en la víspera, el santafesino Leandro Bagnarelli (Kawasaki) volvió a ser contundente en la final de la sexta ronda de la Súper Sport 600 cc. “B” del CAV, para seguir mirando a todos desde la cima del ranking.
El chaqueño Mauro Passarino (Honda), en tanto, se adjudicó el primer puesto en 250 cc. 4T, aventajando a los cordobeses Tobías Martini (Honda) y Lucas Silvi (Honda), que pudo con este resultado retener la punta de la promocional de cuarto de litro.
El patagónico Martín Solorza (Yamaha) fue en la segunda final de la fecha siamesa el mejor en Súper Bike, superando al misionero Adrián Silveira (Kawasaki), y al triunfador del sábado, Ramiro Gandola (Kawasaki) No obstante el chaqueño continúa encabezando la provisional de la de 1000 cc.
En SBK “B”, venció el misionero Mariano Silveira (Kawasaki) para rubricar su situación de privilegio en la general del año. Sus escuderos resultaron su coterráneo Diego Zapaya (Ducati), a apenas 0,085 milésimas, y el mediterráneo Federico Rossi (Kawasaki).
En las STBA, Luis Di Bez (Yamaha), de Salta, se quedó con la división de 1.000 cc, mientras que nuevamente, Marcos Gioiosa (Yamaha), prevaleció entre los amateurs que corren con motos de 600 de cilindrada.

NOTA RELACIONADA:  El SERT ganó el Mundial de Resistencia por un punto

Ranking por categorías

Cumplidas siete de las once convocatorias previstas para la categoría principal del CAV por la confederación Argentina de Motociclismo Deportivo (CAMOD), en 600 SS se escaparon del resto, el chileno Maximilian Scheib y el porteño Ariel Ramírez, con apenas 11 puntos de diferencia entre ambos. En la “B” el panorama es similar, con Leandro Bagnarelli y Federico Zapata, distanciados en la cima pero con sólo 16 unidades de luz entre el santafesino y el chubutense, ausente en la cita pampeana.
En cuanto a las divisionales que cerraron las sexta presentación (tercera fecha doble) y tienen cuatro finales por delante, en la SBK, el muchacho de Resistencia, Ramiro Gandola logró sacarle exiguos tres puntos al bonaerense Sebastián Martínez y once al misionero Adrián Silveira, último campeón de la categoría. El otro Silveira (Mariano) acumula en la SBK “B” once unidades más que su compadre de la tierra colorada Diego Zapaya y son 25 los que les sacó ya al cordobés “Fede” Rossi.
Entre los más chicos de la 250 picaron en punta, con una brecha de diez puntos, Lucas Silvi, de Córdoba, y Mauro Passarino, de Chaco. Y en las Amateurs, comanda con lo justo Ignacio García Mana en la STBA 1000, y con un poco más de holgura, Sebastián Giordano en la STBA 600.

Fuente: CAMOD –Fotos: Gentileza El Diario de la Pampa

Fuente/s:

Fuente/s: