Corona y piñón: los olvidados del sistema de transmisión

Ambas piezas son parte esencial del sistema de transmisión de la moto. Junto a Catalano te contamos qué cosas tener en cuenta a la hora de su mantenimiento para sacarle mayor provecho.

Corona y piñón: los grandes olvidados del sistema de transmisión

Corona y piñón: los grandes olvidados del sistema de transmisión

El sistema de transmisión es una de las partes esenciales que hacen posible el funcionamiento de la moto y, como tal, merece toda la atención que pueden llegar a necesitar otros componentes.

Esto puede parecer una afirmación elemental para los usuarios más experimentados o para quienes ya tienen un cierto recorrido a bordo de su moto. Sin embargo, la realidad indica que no siempre se le presta la atención necesaria y, por ende, los cuidados que amerita.

Por este motivo junto a los especialistas de Catalano repasamos algunos conceptos básicos sobre el sistema de transmisión de la moto para entender un poco mejor cómo funciona y cómo se puede aprovechar al máximo su rendimiento.

¿Qué es y cómo funciona el sistema de transmisión?

En primer lugar cabe señalar que cuando hablamos de “sistema de transmisión” lo hacemos de modo genérico para referirnos al que sería el sistema secundario ¿por qué? Porque el sistema de transmisión primaria es el que se encarga de llevar la potencia generada en el motor hacia el sistema secundario, que es al que nos referimos en este caso.

En segundo lugar hay que decir que existen tres tipos diferentes de transmisión secundaria: por cadena, por correa dentada o por cardán. A pesar de la importancia de cada uno, en esta oportunidad nos vamos a centrar en el primero de ellos por ser quizás el más utilizado.

Dicho esto, se puede definir al sistema de transmisión secundaria como el conjunto de componentes encargados de llevar el movimiento que se genera en el motor hasta la rueda trasera del vehículo. Este conjunto está compuesta por el piñón, la cadena y la corona.

El piñón es una rueda dentada -que se ubica al costado izquierdo de la moto- donde se engancha la cadena. El otro extremo de la cadena se sujeta a lo que se conoce como la corona, que no es más que otra rueda dentada de mayor diámetro que va anclada a la rueda trasera.

De esta forma, el piñón gira a la misma velocidad que lo hace el eje del motor, la cadena enganchada en el piñón también comienza a girar transmitiendo dicho movimiento hacia la corona y ésta, a su vez, hacia la rueda trasera de la moto.

NOTA RELACIONADA:  Michelin presentó tres nuevos modelos de neumáticos

Corona y piñón: piezas claves

Existen algunos aspectos vinculados al mantenimiento y al cambio del sistema de transmisión que conviene tener en cuenta si se le quiere sacar el mayor provecho posible.

El primero de ellos es que muchas veces se le presta atención únicamente a la cadena mientras que el piñón y la corona quedan un poco más rezagados en la consideración del usuario.

En este sentido, se sugiere estar atento al posible desgaste de los dientes de la corona pero sobre todo al del piñón. La razón radica en que este da muchas más vueltas que la corona por lo que tiende a generarse un deterioro más rápido en el tiempo.

En segundo lugar es importante tener bien en claro qué es lo que sucede si se decide cambiar alguna de estas piezas.

Si el usuario decide cambiar el piñón por otro con menos dientes la moto va a obtener más fuerza pero menos velocidad. En cambio si decide uno con más dientes va a conseguir mayor velocidad punta pero menor fuerza.

A la inversa sucede en el caso de la corona. Si se cambia esta pieza por una con más dientes se obtendrá más fuerza pero menos velocidad. Si la sustitución se hace por una corona con menos dientes se va a lograr mayor velocidad punta pero un menor torque.

Por último, siempre es importante asegurarse de que se cuenta con piezas de calidad y de marcas confiables como es el caso de Catalano. Con más de 30 años de trayectoria en la fabricación de coronas y piñones para motos esta marca cuenta con un completo catálogo online y un sistema de gestión de calidad avalado por las Normas ISO 9.001 que garantizan un buen rendimiento y una óptima duración.

Fuente/s: Exclusivomotos

Fuente/s: Exclusivomotos