BOTT XC1, a pedido del cliente

La empresa Bottpower creó la BOTT XC1 partiendo de una Buell XB12, la cual se puede ir transformando en función de las necesidades del cliente que la encargue. [[{«type»:»media»,»view_mode»:»media_large»,»fid»:»1451″,»attributes»:{«class»:»media-image alignnone size-medium wp-image-3312″,»typeof»:»foaf:Image»,»style»:»»,»width»:»300″,»height»:»180″,»alt»:»BOTT_XC1_01″}}]] La BOTT XC1 comparte muchos elementos con la anterior creación de Bottpawer (chasis, estriberas, tanques secundarios, display), la BOTT XR1. De esta forma, el cliente puede convertirla en una u otra moto, disfrutando en realidad de dos motos con conceptos diferentes en una. Se puee jugar también un poco con otras estéticas y para ello la gente de Bottpower desarollaron otros complementos como un cupolín y otra versión en la que el frontal es idéntico al de la BOTT XR1, con los dos faros dispuestos verticalmente y el radiador de aceite al lado. NOTA RELACIONADA:  Cambios en las programaciones de los argentinos de MX y Velocidad Para aquellos que todavía busque algo más, las aletas, el tanque y el colín pueden estar fabricados en fibra de carbono. Y si se consideran las cifras del anterior modelo (BOTT XR1), se trata de una moto de 170 kilos con 104 CV y 114 Nm de par, además de unas geometrías radicales  que no pasarán desapercibidas.   Fuente/s: Nota Relacionada: Calendario

La empresa Bottpower creó la BOTT XC1 partiendo de una Buell XB12, la cual se puede ir transformando en función de las necesidades del cliente que la encargue.

[[{«type»:»media»,»view_mode»:»media_large»,»fid»:»1451″,»attributes»:{«class»:»media-image alignnone size-medium wp-image-3312″,»typeof»:»foaf:Image»,»style»:»»,»width»:»300″,»height»:»180″,»alt»:»BOTT_XC1_01″}}]]

La BOTT XC1 comparte muchos elementos con la anterior creación de Bottpawer (chasis, estriberas, tanques secundarios, display), la BOTT XR1. De esta forma, el cliente puede convertirla en una u otra moto, disfrutando en realidad de dos motos con conceptos diferentes en una. Se puee jugar también un poco con otras estéticas y para ello la gente de Bottpower desarollaron otros complementos como un cupolín y otra versión en la que el frontal es idéntico al de la BOTT XR1, con los dos faros dispuestos verticalmente y el radiador de aceite al lado.

NOTA RELACIONADA:  Cerró un semestre muy positivo para el mercado de la moto

Para aquellos que todavía busque algo más, las aletas, el tanque y el colín pueden estar fabricados en fibra de carbono. Y si se consideran las cifras del anterior modelo (BOTT XR1), se trata de una moto de 170 kilos con 104 CV y 114 Nm de par, además de unas geometrías radicales  que no pasarán desapercibidas.

 

Fuente/s:

Fuente/s: