Bimota: cierre inminente

La mítica fábrica italiana creada en 1973 concluyó su producción continua de motos a partir de los sucesivos problemas económicos que la golpearon en los últimos 17 años. El depósito ubicado en un polo industrial de Rimini, donde funcionaba, fue desalojado. Según informó CycleWorld, las instalaciones de Bimota fueron completamente vaciadas. En la actualidad sólo un puñado de trabajadores se encargan de gestionar un depósito donde se guardó el stock inutilizado. Los propietarios actuales, Marco Chiancianesi y Daniele Longoni, trasladaron casi todos los componentes hasta Lugano, Suiza. allí  se finalizarán los últimos pedidos que recibió la firma, aunque la mayoría llevan varios meses  de atraso. Creada por Valerio Bianchi, Giuseppe Morri y Massimo Tamburini, (Bimota: la suma de las dos primeras letras de cada apellido), la factoría ofreció durante más de 40 años productos exclusivos caracterizados por un chasis de producción propia, acompañado por una gran cantidad de componentes de competición. Desde su fundación, utilizó propulsores de otras empresas como Honda, Kawasaki, Suzuki, BMW y Ducati. NOTA RELACIONADA:  El AMA Pro Road Racing cambia promotor para recuperar protagonismoHace varios años, uno de los creadores dio un paso al costado ante la falta de recursos. Muchas marcas no les vendían las

La mítica fábrica italiana creada en 1973 concluyó su producción continua de motos a partir de los sucesivos problemas económicos que la golpearon en los últimos 17 años. El depósito ubicado en un polo industrial de Rimini, donde funcionaba, fue desalojado.

Según informó CycleWorld, las instalaciones de Bimota fueron completamente vaciadas. En la actualidad sólo un puñado de trabajadores se encargan de gestionar un depósito donde se guardó el stock inutilizado. Los propietarios actuales, Marco Chiancianesi y Daniele Longoni, trasladaron casi todos los componentes hasta Lugano, Suiza. allí  se finalizarán los últimos pedidos que recibió la firma, aunque la mayoría llevan varios meses  de atraso.

Creada por Valerio Bianchi, Giuseppe Morri y Massimo Tamburini, (Bimota: la suma de las dos primeras letras de cada apellido), la factoría ofreció durante más de 40 años productos exclusivos caracterizados por un chasis de producción propia, acompañado por una gran cantidad de componentes de competición. Desde su fundación, utilizó propulsores de otras empresas como Honda, Kawasaki, Suzuki, BMW y Ducati.

NOTA RELACIONADA:  Video: así se construye un chasis Kalex de Moto2

Hace varios años, uno de los creadores dio un paso al costado ante la falta de recursos. Muchas marcas no les vendían las unidades motrices individualmente, por lo que debían comprar las motos enteras y desmantelarlas. Esto ocasionó la primera bancarrota cerca del año 2001, de la cual salieron gracias a un grupo inversor que hasta la actualidad fue el que dirigió a Bimota.

Su presente aparentó ser estable ya que en el Salón Internacional de la Moto en Milán 2015 presentó un gran catálogo de productos, osados e impresionantes, como la Impeto, una Naked con motor Testastretta de Ducati, pero potenciada con un 20 por ciento más de torque. Luego de ese año no prosiguió con el desarrollo de modelos, en gran parte por la falta de clientes.

[espro-slider id=13195]

Fuentes: Bimota Cycleworld

Fuente/s:

Fuente/s: