Bienville Legacy: personalización en su forma más extrema

La Bienville Legacy es una moto peculiar. Su diseño rompe con todo lo conocido, junto a la arquitectura del chasis y su motor V4 sobrealimentado que rinde 300 CV. La Bienville Legacy es una moto que se asienta sobre un liviano chasis tubular de apenas 10 kilos, en la que cada pieza se convierte en objeto de admiración, como su asiento flotante recubierto de piel, los profusos cromados en guardabarros, escapes, tapas de motor y puños, o los espejos que salen de los extremos del manubrio. Todo es muy especial en este modelo norteamericano, también los recortes de piel ubicados sobre los pedalines, que cumplen una función práctica a la hora de proteger el calzado y servir de apoyo confortable al pie. Pero lo que más llama la atencion de cualquiera, es la extraña suspensión delantera que rompe la estética tradicional de cualquier motocicleta. Se compone de dos barras curvadas, fabricadas en fibra de carbono, que se unen a la suspensión trasera mediante una lámina de grosor más o menos reducida, que recorre la moto desde la parte delantera a la trasera. NOTA RELACIONADA:  Cascos inteligentes: Presentan otro prototipo de visor con indicaciones Su diseño tan “explosivo” requiere de una

La Bienville Legacy es una moto peculiar. Su diseño rompe con todo lo conocido, junto a la arquitectura del chasis y su motor V4 sobrealimentado que rinde 300 CV.

La Bienville Legacy es una moto que se asienta sobre un liviano chasis tubular de apenas 10 kilos, en la que cada pieza se convierte en objeto de admiración, como su asiento flotante recubierto de piel, los profusos cromados en guardabarros, escapes, tapas de motor y puños, o los espejos que salen de los extremos del manubrio.

Todo es muy especial en este modelo norteamericano, también los recortes de piel ubicados sobre los pedalines, que cumplen una función práctica a la hora de proteger el calzado y servir de apoyo confortable al pie.

Pero lo que más llama la atencion de cualquiera, es la extraña suspensión delantera que rompe la estética tradicional de cualquier motocicleta. Se compone de dos barras curvadas, fabricadas en fibra de carbono, que se unen a la suspensión trasera mediante una lámina de grosor más o menos reducida, que recorre la moto desde la parte delantera a la trasera.

NOTA RELACIONADA:  Presentaron en Argentina a la KTM 390 Duke

Su diseño tan “explosivo” requiere de una mecánica acorde. Por eso, en las entrañas de la Bienville Legacy se aloja un motor Motus de 4 cilindros en V y 1.645 cc, cuya potencia puede ser de 185 o 300 CV, en función de si es atmosférico o sobrealimentado, cuestión que dejan a elección del cliente.

El peso total es muy bajo, de 181 kg., y se debe al empleo masivo de la fibra de carbono (también las llantas están hechas a base de este componente).

La Bienville Legacy fue desarrollada por encargo de la American Design and Master-Craft Initiative (ADMCI) al creador JT Nesbitt, de Nueva Orleans. El proyecto estuvo latente durante una década pero fue en los dos últimos cuando realmente tomó el envión definitivo para llevarlo a cabo.

JT Nesbitt, el padre de esta “criatura”,  la define como «un vehículo totalmente nuevo o, al menos, una motocicleta reinventada desde cero».

http://vimeo.com/73889644

Fuente: Bienville Estudios

Fuente/s:

Fuente/s: