Benelli Leoncino 250: herencia e innovación

Uno de los grandes lanzamientos de los últimos tiempo de Benelli fue la Leoncino 250. Con un motor de 24,5 CV, chasis de acero y un diseño compacto, la factoría italiana incorporó un pequeño león de carácter deportivo y espíritu Scrambler.

Benelli leoncino 250

Benelli leoncino 250

Con 69 años de historia la línea Leoncino se transformó, a lo largo de todo el siglo XX, en una de las familias más icónicas del catálogo de Benelli. La primera vez que una moto de esta serie vio la luz fue en el año 1951 y rápidamente se convirtió en un éxito en ventas. Si se observa una línea histórica la aparición de este modelo es un hito que, acompañado por los éxitos deportivos de la compañía por aquellos años, caracterizó a las mejores épocas de la empresa.

Varias décadas después de su nacimiento y luego de que la firma china QianJian se hiciera cargo de Benelli en el año 2005 con el firme objetivo de evitar la quiebra, la Leoncino vuelve a ser un faro en el camino de recuperación de una de las compañías europeas más longevas.

De este modo, la firma de Pesaro continuó aterrizando con esta saga en los distintos mercados a lo largo y ancho del mundo pero esta vez con una versión que se ofrece a los usuarios como la más pequeña de todas: la Leoncino 250.

Con este nuevo modelo de baja cilindrada, Benelli brinda una puerta de entrada a la gama en la que combina la tradición italiana con un estilo innovador y un moderno equipamiento. Con un propulsor de 24,5 CV de potencia, un diseño compacto y el mismo carácter que sus hermanas de mayor cilindrada esta Leoncino apuesta a seguir siendo una referencia para aquellos que buscan una moto dinámica y polivalente.

Corazón de león

El león más pequeño de la familia cuenta con el mismo motor que el resto de la categoría de la gama Benelli. Se trata de un propulsor monocilíndrico de 249 cc, de 4 tiempos, 4 válvulas por cilindro y un sistema de refrigeración por líquido. Cuenta además con alimentación por inyección electrónica con cuerpo de mariposa de 37 mm de diámetro, con sistema de sincronización de doble árbol de levas a la cabeza (también conocido como sistema DOHC), embrague multidisco húmedo con sistema antirebote que se encuentra asociado a una caja de cambios de seis velocidades. Con esta configuración, el corazón de la Benelli Leoncino 250 es capaz de otorgar unos 24,5 CV de potencia máxima a 9.250 rpm y un torque máximo de 21 Nm a 8.000 vueltas por minuto.

Naked urbana

En cuanto a su estructura, esta edición fue diseñada a partir de un chasis enrejado de tubos de acero montado “sobre una suspensión delantera y trasera más que robusta” tal y como lo señala la compañía. Precisamente, la amortiguación en el nuevo modelo de la factoría italiana está asegurada a partir de la incorporación de una horquilla invertida con barrales de 41mm de diámetro y 125 mm de recorrido en el tren delantero, en tanto que el tren trasero lleva un basculante con monoshock central de 60 mm de recorrido. Por su parte, el sistema de frenos está formado por un único disco flotante de 280 mm de diámetro con pinzas de cuatro pistones en la parte delantera mientras que en la parte trasera incorpora un disco de 240 mm de diámetro con una pinza flotante de un solo pistón.

NOTA RELACIONADA:  Las KTM Duke 125 y 390 se actualizan de cara al 2021

Por otra parte, cuenta con llantas de aleación de aluminio de 17 pulgadas equipadas de serie con neumáticos Pirelli 110/70-R17 y 150/60-R17 respectivamente que, según sostiene Benelli permiten “una conducción más segura y reconfortante”. Además, desde la firma se agrega que esta configuración hace de este modelo un vehículo ideal para quienes buscan una moto de uso diario.

Herencia e innovación

Uno de los aspectos que más resalta la firma sobre este modelo es su estética, del cual afirma que se destaca por ser “moderno pero basado en una tendencia retro y espíritu Neo Sport Café”. En este mismo sentido, la factoría con sede en Pesaro resalta de su último lanzamiento el diseño compacto gracias a su sección trasera acortada. Comparada con la Leoncino 500 , la versión dos y medio mide unos 2040 mm contra 2139 de su hermana mayor y cuenta además con una distancia entre ejes de 1370 mm a diferencia de los 1443 que presenta la primera.

La Leoncino 250 cuenta además con un asiento que sigue la línea de la moto y con un conjunto de faros Full-LED, completamente renovado en comparación con la Leoncino 500, que le aportan un “diseño elegante y moderno”. En este sentido se destaca el faro delantero dividido al medio por la leyenda “Leoncino” y el faro trasero inserto en el colín de aspecto minimalista. Otro de los detalles que le brinda un aspecto único y a la vez fácilmente reconocible es el mítico león en la parte frontal.

Esta última incorporación al catálogo de Benelli ya se encuentra disponible en diversos países alrededor del mundo y puede adquirirse en en cuatro colores: rojo, marrón, blanco y gris; con pintura con acabados mate y detalles en aluminio generando una apariencia, según la firma, totalmente distintiva.

Fuente/s: Exclusivomotos

Fuente/s: Exclusivomotos