Aprilia Tuareg: cómo era y cómo será

La casa italiana confirmó algunos datos de su próximo lanzamiento, la Aprilia Tuareg 660, una trail de media cilindrada que hará renacer a una de las motos más recordadas del Rally Dakar pero aggiornada tecnológica y estéticamente.

Aprilia Tuareg: Como era y como será

Aprilia Tuareg: Como era y como será

Aprilia Tuareg: Como era y como será

Aprilia Tuareg: Como era y como será

Aprilia Tuareg: Como era y como será

Aprilia Tuareg: Como era y como será

Aprilia Tuareg: Como era y como será

Aprilia Tuareg: Como era y como será

Aprilia Tuareg: Como era y como será

Aprilia Tuareg: Como era y como será

Los tuaregs son un pueblo bereber de tradición nómada del desierto del Sáhara pero también es el mítico nombre que tienen los trofeos que entrega el Rally Dakar. Precisamente ese es el escenario para el que nació la Aprilia Tuareg en 1985 siendo la primera moto con la que la casa de Noale corrió el rally más difícil del mundo en 1989 en su versión Wind 600.

La Tuareg se comercializó entre 1985 y 1994 siendo la predecesora de la famosa Pegaso. Esta moto de orientación Off Road se comercializó en múltiples motorizaciones: estuvo disponible en bloques de 2 tiempos en los cilindradas de 50 y 125 cc que eran fabricados por Minarelli y en motores de 4 tiempos en 350 y 600 cc creados por Rotax. A su vez, había una versión denominada «rally» que se ofrecía en cilindradas 50, 125 y 250 cc. Todo ese gran abanico de variedades hizo que este modelo se pueda adaptar a un gran número de usuarios.

Pero, sin lugar a dudas, el modelo más popular fue aquel que utilizaron Vinod B y Scott Freeman para correr el Rally Dakar de 1989, la Tuareg Wind 600, que en cierto punto es la que mayor relación tiene con la “remake“ que Aprilia lanzará en el futuro cercano. Aquella versión de finales de los ´80 dejaba atrás el estilo enduro de los primeros modelos para adquirir un carenado más envolvente y una frontal que adoptaba una doble óptica con una protección metálica acompañada por una pequeña cúpula transparente.

En el apartado técnico su motor era de 562 cc, desarrollaba una potencia de 46 CV a 7.100 rpm y erogaba 58 Nm de torque a 5.800 rpm. Contaba con un carburador Dell’Orto de 35 mm, una caja de seis velocidades que era una novedad para la época y una horquilla con barras de 40 mm que llegaba hasta los 210 mm, mientras que el monoamortiguador trasero podía llegar hasta los 220 mm. Una configuración que lisa y llanamente estaba pensada para la aventura.

En 1994 la familia Tuareg quedó fuera de la producción de la casa de Noale para darle lugar a la Pegaso: una moto más tecnológica y con una orientación más asfáltica. En la actualidad con el renacimiento del segmento trail de media cilindrada, Aprilia apuesta a sacar su lado todoterreno con una moto que parece estar salida de desierto, con una gran cantidad de componentes electrónicos y aprovechando uno de los motores más afamados del segmento.

Inspirada en el pasado, pero muy actual

A principio de agosto Aprilia confirmó un secreto a voces. Luego de que se filtraran varias imágenes y datos, la empresa italiana oficializó el aspecto y algunos detalles técnicos de la Tuareg 660. La noticia generó grandes expectativas ya que se espera que uno de los segmentos más competitivos, con actores de marcas como BMW, Yamaha y KTM, sume un actor más y muy interesante.

NOTA RELACIONADA:  KTM 790 Duke: una naked renovada

Primero, hay que aclarar que la Tuareg 660 había sido tímidamente insinuada en el Salón Internacional de Milán 2019 y aunque ya casi pasaron dos años desde la presentación de ese prototipo, todavía no está claro cuándo se lanzará el modelo final. Se espera que sea a finales de 2021 o a principios de 2022, en su defecto.

Esta trail comparte motor con la Aprilia RS 660, es decir, un bicilíndrico que según la marca se desarrolló a partir del tetracilindrico de la RSV4 pero “cortado a la mitad“. En el caso de la supersport, el motor se ofrece con un potencia de 100 CV y una variante limitada a 80 CV para licencias europeas orientadas a pilotos con menor experiencia. Esos 80 CV son más que suficientes para una moto trail, por lo que utilizará esa configuración cuya curva de potencia será retocada para ofrecer más reactivadas en bajas y medias revoluciones.

Su chasis será un multitubular fabricado en acero, acoplado a soportes de aluminio y anclado al motor mediante seis puntos. Esa estructura le otorga a la moto 860 mm de altura al asiento y 240 mm de despeje al suelo. Su parte de ciclo tendrá una horquilla telescópica de 43 mm diámetro y un monoamortiguador progresivo, ambos con un recorrido de 240 mm.

Una de los apartados que más llaman la atención es su paquete electrónico, que contará con el Aprilia Performance Riding Control (APRC) con cuatro modos de conducción, ABS desconectable, control de tracción, control de crucero, mapas motor y control de freno motor. Además, estará equipada con luces LED y una pantalla de instrumentos TFT de 5 pulgadas.

Esta apuesta de Aprilia parece llegar en un momento adecuado, para hacerle frente a la Yamaha Ténéré 700, a la KTM 890 Adventure o a la BMW F 850 GS, entre otras. Para llevar a cabo esa tarea apela a la nostalgia de un nombre con historia y a una estética que se asemeja a aquel modelo con el que comparte nombre, aunque -claro está- con formas actualizadas. Ahora solo basta saber la fecha de lanzamiento de la Tuareg 660, que podría ser mucho más cercana de lo que parece.

Fuente/s: Exclusivomotos

Fuente/s: Exclusivomotos