Zanella Intenta exportar al Brasil

  Walter Steiner, titular de Zanella. La empresa argentina Zanella, junto al Gobierno nacional, intensifica las negociaciones para destrabar las restricciones impositivas vigentes en Brasil para la importación de motos. La compañía se encuentra trabajando junto al Gobierno Nacional, en intensas negociaciones bilaterales con el objetivo de poder volver a exportar al principal mercado de Latinoamérica, que elevó al 35% el IPI (impuesto a la producción interna) para las motos y partes provenientes de cualquier lugar, con la única excepción de aquellas originarias de Manaos, aunque contengan mayoría de piezas provenientes de fuera del Mercosur o extrazona. Este impuesto afecta considerablemente a los fabricantes locales de moto-vehículos, que aún no han recibido el beneficio de la exención de ese impuesto, que sí han obtenido los fabricantes de autos argentinos. A través del trabajo conjunto con el gobierno nacional, Zanella busca destrabar esta situación y volver a un mercado que ya había conquistado en décadas anteriores. “El mercado nacional de moto-vehículos mueve entre 2.500 millones y 3.000 millones de dólares por año -incluyendo venta, repuestos, talleres, patentamiento y seguros-”, afirmó Walter Steiner, Presidente de Zanella. Y agregó: “A pesar de los obstáculos tenemos muchas posibilidades de seguir creciendo en el país

 

Walter Steiner, titular de Zanella. Walter Steiner, titular de Zanella.

La empresa argentina Zanella, junto al Gobierno nacional, intensifica las negociaciones para destrabar las restricciones impositivas vigentes en Brasil para la importación de motos.

La compañía se encuentra trabajando junto al Gobierno Nacional, en intensas negociaciones bilaterales con el objetivo de poder volver a exportar al principal mercado de Latinoamérica, que elevó al 35% el IPI (impuesto a la producción interna) para las motos y partes provenientes de cualquier lugar, con la única excepción de aquellas originarias de Manaos, aunque contengan mayoría de piezas provenientes de fuera del Mercosur o extrazona.

Este impuesto afecta considerablemente a los fabricantes locales de moto-vehículos, que aún no han recibido el beneficio de la exención de ese impuesto, que sí han obtenido los fabricantes de autos argentinos. A través del trabajo conjunto con el gobierno nacional, Zanella busca destrabar esta situación y volver a un mercado que ya había conquistado en décadas anteriores.

“El mercado nacional de moto-vehículos mueve entre 2.500 millones y 3.000 millones de dólares por año -incluyendo venta, repuestos, talleres, patentamiento y seguros-”, afirmó Walter Steiner, Presidente de Zanella. Y agregó: “A pesar de los obstáculos tenemos muchas posibilidades de seguir creciendo en el país y en la región.”

NOTA RELACIONADA:  Triumph mostró detalles de su chasis para motocross y enduro

Para 2013, Zanella tiene previstas inversiones por un monto de 15 millones de pesos. Una de sus principales metas constituye la ampliación de la producción de motos en un 50%. La inauguración de una nueva planta es parte de esta estrategia, que facilitará el abastecimiento a varias provincias. El proyecto generará más puestos de trabajo, y prevé la incorporación de nuevos modelos, así como la fabricación de partes dentro del régimen de integración nacional, con el firme objetivo de la marca de llegar a la producción de 225 motos diarias en la nueva fábrica, y a un total de 750 entre todas las plantas.

Fuente: Prensa Zanella

Fuente/s:

Fuente/s: