Yamaha patentó un nuevo scooter de tres ruedas

Yamaha estaría trabajando en un nuevo modelo scooter de tres ruedas. Así se desprende de las patentes que, según diversos medios especializados alrededor del mundo, fueron registradas por la compañía en los últimos días. De la información que se conoce hasta el momento, se sabe que el nuevo triciclo de la factoría de Iwata utilizaría la misma estructura del TMAX 560: mismo chasis y motor, es decir, un propulsor de 562 cc, que en el modelo de dos ruedas es capaz de ofrecer unos 46,5 CV a 7.500 rpm. La novedad aparece en la suspensión delantera, donde el futuro scooter no contaría con el famoso sistema LMW o Leaning Multi-Wheel que Yamaha introdujo en los modelos Tricity y Niken y que se caracteriza por contar con una doble horquilla telescópica por cada una de las ruedas delanteras. Por el contrario, en esta oportunidad la factoría apostaría por utilizar el sistema “Brudelli”, es decir, un doble brazo con amortiguador independiente cuyas patentes fueron compradas por Yamaha en el año 2017 a la empresa noruega Brudeli Tech y que permite mover el centro de gravedad de la moto, facilitando la inclinación del vehículo. De este modo, en caso de que la factoría

Yamaha estaría trabajando en un nuevo modelo scooter de tres ruedas. Así se desprende de las patentes que, según diversos medios especializados alrededor del mundo, fueron registradas por la compañía en los últimos días. De la información que se conoce hasta el momento, se sabe que el nuevo triciclo de la factoría de Iwata utilizaría la misma estructura del TMAX 560: mismo chasis y motor, es decir, un propulsor de 562 cc, que en el modelo de dos ruedas es capaz de ofrecer unos 46,5 CV a 7.500 rpm.
La novedad aparece en la suspensión delantera, donde el futuro scooter no contaría con el famoso sistema LMW o Leaning Multi-Wheel que Yamaha introdujo en los modelos Tricity y Niken y que se caracteriza por contar con una doble horquilla telescópica por cada una de las ruedas delanteras. Por el contrario, en esta oportunidad la factoría apostaría por utilizar el sistema “Brudelli”, es decir, un doble brazo con amortiguador independiente cuyas patentes fueron compradas por Yamaha en el año 2017 a la empresa noruega Brudeli Tech y que permite mover el centro de gravedad de la moto, facilitando la inclinación del vehículo.
De este modo, en caso de que la factoría japonesa decida avanzar con la fabricación de este modelo, podría introducir en el mercado una unidad intermedia dentro de su gama entre el Tricity 300 y la Yamaha Niken.

NOTA RELACIONADA:  Homenaje a un clásico italiano

Fuente/s:

Fuente/s: