Una deportiva pelicular

Vins, la firma italiana compuesta por ex ingenieros del equipo Ferrari de Fórmula 1, presentó en el Salón Internacional de Milán el diseño de una pequeña deportiva que pesa sólo 95 kg y que es capaz de generar 80 CV. La pasada edición del EICMA, que finalizó hace pocas semanas, tiene aún mucho material para admirar y analizar, como el caso de la Vins Duecinquanta, una moto de 2 tiempos con carácter deportivo y una relación peso/potencia realmente llamativa. La filosofía de la marca consta en llevar los conceptos de los autos de competición y de la aeronáutica a las motos, es por eso que la empresa hizo hincapié en  que el peso de la unidad debía ser lo más reducido posible, objetivo que se cumplió gracias a la fabricación del chasis y de la carrocería en fibra de carbono. Su propulsor de dos cilindros en V y 250 cc está equipado con una inyección directa que le permite respetar la normativa Euro 4 contra emisiones e igualmente alcanzar un rendimiento notable, con su velocidad final de 200 km/h. NOTA RELACIONADA:  Rizoma presentó su línea de lucesAl igual que el radiador que extrañamente fue colocado dentro del cuerpo del chasis,

Vins, la firma italiana compuesta por ex ingenieros del equipo Ferrari de Fórmula 1, presentó en el Salón Internacional de Milán el diseño de una pequeña deportiva que pesa sólo 95 kg y que es capaz de generar 80 CV.

La pasada edición del EICMA, que finalizó hace pocas semanas, tiene aún mucho material para admirar y analizar, como el caso de la Vins Duecinquanta, una moto de 2 tiempos con carácter deportivo y una relación peso/potencia realmente llamativa.

La filosofía de la marca consta en llevar los conceptos de los autos de competición y de la aeronáutica a las motos, es por eso que la empresa hizo hincapié en  que el peso de la unidad debía ser lo más reducido posible, objetivo que se cumplió gracias a la fabricación del chasis y de la carrocería en fibra de carbono.

Su propulsor de dos cilindros en V y 250 cc está equipado con una inyección directa que le permite respetar la normativa Euro 4 contra emisiones e igualmente alcanzar un rendimiento notable, con su velocidad final de 200 km/h.

NOTA RELACIONADA:  Una radical eléctrica nacida de la pluma de Terblanche

Al igual que el radiador que extrañamente fue colocado dentro del cuerpo del chasis, cerca de la posición del tanque, las suspensiones de esta moto italiana son realmente fuera de serie: porta suspensión delantera triangulada y un amortiguador trasero que funciona con un mecanismo de bieletas, con posición perpendicular al eje longitudinal de la moto.

La Duecinquanta tendrá una versión denominada Competizione que está en etapa de desarrollo. Esta variante para circuito dispondrá de un motor de 288 cc y será capaz de alcanzar una potencia de 80 CV y una velocidad de 240km/h, sobre sólo 85 kg.

https://youtu.be/uupZNifDLOM

 

[espro-slider id=14584]

Fuente: Vins Motors

Fuente/s:

Fuente/s: