Un cambio total, por un bajo precio

El taller tailandés K-Spedd, especialista en la realización de motos Custom, transformó una Ural de 750 centímetros cúbicos con más de 30 años de antigüedad, en una Bobber extremadamente minimalista y a la moda. La remodelación que fue furor en las redes sociales, tuvo un muy bajo precio cercano a los 1.400 dólares. De un basurero a las alfombras rojas de las exhibiciones de motos modificadas. Ese fue el camino que hizo esta Ural de principios de la década de los 80 y todo esto fue gracias a los mecánicos de este reconocido “Garage Custom” ubicado en Bangkok. El proyecto, que careció de un gran presupuesto, consistió en una renovación casi completa de la máquina rusa, la cual se destacó por carecer tanto del característico sidecar, como de guardabarros, giros, velocímetro y espejos. La parte posterior del chasis también fue modificada, al igual que el recorrido de la suspensión delantera. NOTA RELACIONADA:  SALIÓ LA EDICIÓN NÚMERO 244 DE REVISTA EXCLUSIVO MOTOSEl motor de esta Ural, reconstruida bajo la línea “Diablo”, no recibió muchas mejoras, sólo el tratamiento específico que necesita una unidad que lleva mucho tiempo sin rodar. Además, los escapes, colocados en la parte inferior de la estructura, fueron

El taller tailandés K-Spedd, especialista en la realización de motos Custom, transformó una Ural de 750 centímetros cúbicos con más de 30 años de antigüedad, en una Bobber extremadamente minimalista y a la moda. La remodelación que fue furor en las redes sociales, tuvo un muy bajo precio cercano a los 1.400 dólares.

De un basurero a las alfombras rojas de las exhibiciones de motos modificadas. Ese fue el camino que hizo esta Ural de principios de la década de los 80 y todo esto fue gracias a los mecánicos de este reconocido “Garage Custom” ubicado en Bangkok.

El proyecto, que careció de un gran presupuesto, consistió en una renovación casi completa de la máquina rusa, la cual se destacó por carecer tanto del característico sidecar, como de guardabarros, giros, velocímetro y espejos. La parte posterior del chasis también fue modificada, al igual que el recorrido de la suspensión delantera.

NOTA RELACIONADA:  Alerones móviles, la nueva idea de BMW

El motor de esta Ural, reconstruida bajo la línea “Diablo”, no recibió muchas mejoras, sólo el tratamiento específico que necesita una unidad que lleva mucho tiempo sin rodar. Además, los escapes, colocados en la parte inferior de la estructura, fueron cortados y envueltos en tela anti calórica.

Obviamente, como muchos fanáticos y coleccionistas de la marca remarcaron en un análisis más puntilloso del acabado final, la moto tiene diversos componentes de otros modelos contemporáneos, pero sin duda que el trabajo es muy meritorio a partir del poco dinero empelado y del resultado tan atractivo para los amantes de este estilo de transformaciones.

[espro-slider id=11516]

Fuentes: K-Speed instagram– hi consumption

Fuente/s:

Fuente/s: