Triumph revive la gama Streetfighter con las nuevas Speed 94 y 94 R

Triumph apuesta por traer al presente lo mejor del pasado y revive la saga de las Streetfighter más icónicas con las nuevas Speed 94 y 94 R. “En 1994 la primera Triumph Speed Triple irrumpió en el panorama de las Streetfighter como una apuesta arriesgada que marcó un antes y un después en el mundo de las dos ruedas”, recuerda la marca en un comunicado. Ahora, 21 años desde su nacimiento, recibe un «gran homenaje» con el lanzamiento de las nuevas Speed 94 y Speed 94 R. Sus colores y detalles pretenden transportar al cliente a finales del siglo XX, pero sin olvidar los avances tecnológicos de punta. La más reciente Speed Triple es una naked tricilíndrica de 135 CV con un acabado deportivo que se convirtió en una «versátil superventas» desde 2010, afirma Triumph. El origen de la saga fue la Speed Triple 900 T300 de 1994, con un motor tricilíndrico de 885 cc y chasis ligero. Poco tiempo después la Speed pasó a heredar el chasis de su compañera de segmento, la Daytona T595, y en 1997 apareció la Speed T509 de inyección. Fue evolucionando hasta 2005 y en 2010 apareció la Speed con motorización 1050 con un chasis

Triumph apuesta por traer al presente lo mejor del pasado y revive la saga de las Streetfighter más icónicas con las nuevas Speed 94 y 94 R.

“En 1994 la primera Triumph Speed Triple irrumpió en el panorama de las Streetfighter como una apuesta arriesgada que marcó un antes y un después en el mundo de las dos ruedas”, recuerda la marca en un comunicado.

Ahora, 21 años desde su nacimiento, recibe un «gran homenaje» con el lanzamiento de las nuevas Speed 94 y Speed 94 R.

Sus colores y detalles pretenden transportar al cliente a finales del siglo XX, pero sin olvidar los avances tecnológicos de punta.

La más reciente Speed Triple es una naked tricilíndrica de 135 CV con un acabado deportivo que se convirtió en una «versátil superventas» desde 2010, afirma Triumph.

El origen de la saga fue la Speed Triple 900 T300 de 1994, con un motor tricilíndrico de 885 cc y chasis ligero. Poco tiempo después la Speed pasó a heredar el chasis de su compañera de segmento, la Daytona T595, y en 1997 apareció la Speed T509 de inyección.

Fue evolucionando hasta 2005 y en 2010 apareció la Speed con motorización 1050 con un chasis más corto y afilado, horquillas invertidas, pinzas de freno radiales, nuevo sistema electrónico y su reconocible doble escape con salida bajo el asiento.

NOTA RELACIONADA:  Harley-Davidson Electra Glide Standard: touring con herencia

Las nuevas Speed 94 y Speed 94 R cuentan con un corazón tricilíndrico de 1050 cc, una potencia de 135 CV y un par máximo de 111Nm.

El chasis es de aluminio enrejado, el basculante es monobrazo, las suspensiones Showa son ajustables tanto en el amortiguador trasero como en la horquilla invertida de 43 milímetros y las pinzas de freno radiales Brembo llevan sistema ABS de Triumph.

La Speed 94 R incorpora horquilla delantera Öhlins NIX30 de 43 milímetros ajustable y con un renovado acabado exterior en negro anodizado, un amortiguador trasero Öhlins TTX36, pinzas de freno Brembo monobloque de anclaje radial y neumáticos Pirelli Supercorsa SP.

Los colores en los que se pueden adquirir son amarillo «Racing» o negro «Jet» y son mezclas especialmente reformuladas acorde a los primeros esquemas de pintura de la primera Speed Triple. Para reforzar aún más su linaje, el sub-chasis está pintado en color grafito a juego con el chasis y los paneles laterales en contraste para lograr un «look» acorde al de la Speed Triple original.

[espro-slider id=6321]

 

Fuente y fotos: Triumph

Fuente/s:

Fuente/s: