Triumph Bonneville T-214 Land Speed, en honor a la velocidad

Para celebrar aquellos éxitos de la década de los 50 del siglo pasado, cuando los entusiastas se reunían en la laguna salada de Bonneville para batir récord de velocidad, Triumph propone la Triumph Bonneville T-214 Land Speed 2015. Se trata de un modelo especial del que solamente se van a fabricar 1.000 unidades que saldrán convenientemente numeradas. El color rememora la decoración del Texas Cee-Gar, usando azul Caspian y blanco Puro aplicados a mano y complementados con detalles ajedrezados en rojo y blanco como la moto de 1956. En el guardabarros delantero se estampó la estrella solitaria de la bandera tejana sobre el azul. Igual que en el Streamliner original. El guardabarros trasero fue recortado y las llantas, junto con el manubrio y los muelles de la suspensión están pintados en color negro que le dan una imagen auténtica y a tono con las costuras del asiento en rojo y el faro un poco más pequeño que el original. NOTA RELACIONADA:  BMW implementará sistema de Llamada de Emergencia Inteligente Diosas de la velocidad Subirse a una Triumph en la década del 50 era sinónimo de éxito en materia de velocidad y prestigio. Durante aquellos años los motores británicos encadenaron una

Para celebrar aquellos éxitos de la década de los 50 del siglo pasado, cuando los entusiastas se reunían en la laguna salada de Bonneville para batir récord de velocidad, Triumph propone la Triumph Bonneville T-214 Land Speed 2015.

Se trata de un modelo especial del que solamente se van a fabricar 1.000 unidades que saldrán convenientemente numeradas.

El color rememora la decoración del Texas Cee-Gar, usando azul Caspian y blanco Puro aplicados a mano y complementados con detalles ajedrezados en rojo y blanco como la moto de 1956.

En el guardabarros delantero se estampó la estrella solitaria de la bandera tejana sobre el azul. Igual que en el Streamliner original.

El guardabarros trasero fue recortado y las llantas, junto con el manubrio y los muelles de la suspensión están pintados en color negro que le dan una imagen auténtica y a tono con las costuras del asiento en rojo y el faro un poco más pequeño que el original.

NOTA RELACIONADA:  Suzuki prepara la GSR 1000: estética Naked, motor de GSX-R

Diosas de la velocidad

Subirse a una Triumph en la década del 50 era sinónimo de éxito en materia de velocidad y prestigio. Durante aquellos años los motores británicos encadenaron una serie de registros hasta llegar al mayor: 345,06 km/h con el Texas Cee-Gar, con un Streamliner que utilizaba el motor Triumph Thunderbird de 650 cc y 100 CV alimentado con metanol al 60%. Aquella moto medía 4,57 metros de largo y solamente 57 cm de ancho, fue construida por J.H. “Stormy” Mangham y por Jack Wilson, aviador el primero y preparador de motos, además de concesionario de la zona de Fort Worth, el segundo. El piloto fue Johnny Allen.

 

Fuente/s:

Fuente/s: