Skully tendrá una segunda oportunidad

Luego de haberse declarado en bancarrota, la firma que ideó uno de los cascos más tecnológicos del mercado, reflotará el proyecto AR-1 con la ayuda de nuevos inversores. El Skully AR- 1, un casco con tecnología futurista, fue algunos años atrás la campaña de crowfunding que más velozmente alcanzó la cifra de un 1 millón de dólares en el sitio Indiegogo.  A pasar de contar con un gran potencial, los dueños de la empresa declararon la quiebra en agosto de 2016 por problemas financieros y dejaron a muchos consumidores sin su producto. Pero este prototipo que generó mucha expectativa tiene una nueva posibilidad de demostrar sus cualidades gracias a la intervención de Iván y Rafael Contreras, dos inversores qué refundarán la marca bajo la denominación de Skully Technologies como primer paso de una estrategia de “limpieza” de imagen, la cual “será muy difícil”, según comentaron. [[{«type»:»media»,»view_mode»:»media_large»,»fid»:»2422″,»attributes»:{«class»:»media-image wp-image-13374 aligncenter»,»typeof»:»foaf:Image»,»style»:»»,»width»:»350″,»height»:»263″,»alt»:»»}}]] “Ivan Contreras, presidente de la nueva empresa reunió un nuevo equipo de liderazgo y ha ubicado la sede en Atlanta, Georgia. SKULLY Technologies no tiene relación con la anterior SKULLY, Inc., que presentó quiebra y ya no está en el negocio (…) reconocemos que cientos de entusiastas del casco en todo el

Luego de haberse declarado en bancarrota, la firma que ideó uno de los cascos más tecnológicos del mercado, reflotará el proyecto AR-1 con la ayuda de nuevos inversores.

El Skully AR- 1, un casco con tecnología futurista, fue algunos años atrás la campaña de crowfunding que más velozmente alcanzó la cifra de un 1 millón de dólares en el sitio Indiegogo.  A pasar de contar con un gran potencial, los dueños de la empresa declararon la quiebra en agosto de 2016 por problemas financieros y dejaron a muchos consumidores sin su producto.

Pero este prototipo que generó mucha expectativa tiene una nueva posibilidad de demostrar sus cualidades gracias a la intervención de Iván y Rafael Contreras, dos inversores qué refundarán la marca bajo la denominación de Skully Technologies como primer paso de una estrategia de “limpieza” de imagen, la cual “será muy difícil”, según comentaron.

[[{«type»:»media»,»view_mode»:»media_large»,»fid»:»2422″,»attributes»:{«class»:»media-image wp-image-13374 aligncenter»,»typeof»:»foaf:Image»,»style»:»»,»width»:»350″,»height»:»263″,»alt»:»»}}]]

“Ivan Contreras, presidente de la nueva empresa reunió un nuevo equipo de liderazgo y ha ubicado la sede en Atlanta, Georgia. SKULLY Technologies no tiene relación con la anterior SKULLY, Inc., que presentó quiebra y ya no está en el negocio (…) reconocemos que cientos de entusiastas del casco en todo el mundo han contribuido a este producto y estaban comprensiblemente decepcionados porque que nunca recibieron uno. Estamos decididos en hacer lo correcto.”, detalló el primer comunicado de la marca, que prometió más información, próximamente.

NOTA RELACIONADA:  Las deportivas de Yamaha estrenarán estética en 2020

Cabe recordar que este producto se destaca por disponer de una pantalla frontal en la visera que trabaja junto al dispositivo HUD (Head-Up Display), para proyectar información sobre la navegación y que se recibe mediante una conexión Bluetooth desde el ‘smartphone’. También cuenta con GPS y con una cámara de grabación trasera, que le permite al motociclista ver en tiempo real lo que sucede a sus espaldas.

Fuente: Engadget,com

Fuente/s:

Fuente/s: