Retro y eléctrica

Dos diseñadores europeos combinaron un motor eléctrico con un chasis “reciclado” y una estética vintage, para darle forma a la Model Electric Café Racer 1, una moto que rompe varios esquemas. Echando por tierra el concepto de que las motos “eco-friendly” deben parecer futuristas, los diseñadores Pablo Baranoff Dorn (España) y Alex Guliyants (Rusia) dieron a conocer un concept que logra unir de manera muy armónica un pequeño motor eléctrico con componentes añejos, que le dan forma a una moto con personalidad retro. El proyecto tiene como base estructural un chasis derivado de una vieja Honda 125 anclado a un propulsor eléctrico de 7,5 kW que es capaz de desatar una velocidad de 100 km/h. Su batería es de 2.100 Wh, lo encierra una autonomía de aproximadamente 120 km, realmente suficiente para transitar en un ámbito urbano sin problemas. NOTA RELACIONADA:  La Ducati Diavel V4 ganó el ‘Red Dot: Best of the Best’El último eslabón de este llamativo trabajo es su carrocería, que plasma una visual vintage acorde a las tendencias actuales, representada a partir de un asiento de cuero que emula en la parte trasera a un colín de competición, un faro delantero redondo LED, un manubrio corto con

Dos diseñadores europeos combinaron un motor eléctrico con un chasis “reciclado” y una estética vintage, para darle forma a la Model Electric Café Racer 1, una moto que rompe varios esquemas.

Echando por tierra el concepto de que las motos “eco-friendly” deben parecer futuristas, los diseñadores Pablo Baranoff Dorn (España) y Alex Guliyants (Rusia) dieron a conocer un concept que logra unir de manera muy armónica un pequeño motor eléctrico con componentes añejos, que le dan forma a una moto con personalidad retro.

El proyecto tiene como base estructural un chasis derivado de una vieja Honda 125 anclado a un propulsor eléctrico de 7,5 kW que es capaz de desatar una velocidad de 100 km/h. Su batería es de 2.100 Wh, lo encierra una autonomía de aproximadamente 120 km, realmente suficiente para transitar en un ámbito urbano sin problemas.

NOTA RELACIONADA:  Suzuki Hayabusa 2024: nuevo equipamiento y mas de 200 CV

El último eslabón de este llamativo trabajo es su carrocería, que plasma una visual vintage acorde a las tendencias actuales, representada a partir de un asiento de cuero que emula en la parte trasera a un colín de competición, un faro delantero redondo LED, un manubrio corto con retrovisores en las puntas y un falso tanque de líneas rectas que incorpora un cuadro de información LCD.

“Model Electric Cafe Racer 1 fue diseñada teniendo en cuenta las necesidades de «Protección», «Diseño» y «Útil» (…) la motocicleta no tendrá la belleza clásica del motor al descubierto, pero eso no significa que no será hermosa”, describió uno de los impulsores.

[espro-slider id=15321]

Fuente: Behance.net

Fuente/s:

Fuente/s: