Pedro Venturo jr: ¨Tenemos que tomar lo aprendido y transmitirlo al motociclista de todos los días ¨

FIM Latin América es el organismo encargado de fiscalizar, regularizar y oficializar todas las actividades internacionales latinoamericanas de las dos ruedas a motor. Como su nombre lo indica, es una de las organizaciones que depende de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) y rige a 20 confederaciones de la región.
El máximo directivo de la federación, Pedro Venturo Junior habló con exclusivomotos.com y nos contó sobre los retos que enfrentó la entidad durante el 2020 y sus planes para este 2021.

Pedro Venturo Jr. nació en Lima, Perú, y comenzó en el motociclismo con su primera moto a los 5 años. Durante más de 10 años, fue miembro y presidente de la Comisión de Motocross y Supercross de la Unión Latinoamericana de Motociclismo. Entre el 2011 y el 2018 fue director de la CMS de FIM Latin America y vicepresidente de Actividades Deportiva de FIM Latin America.

Además, fue presidente y fundador del Minicross Club Peruano y en la actualidad es presidente de la FIM Latin America.


EXM: ¿Qué herramientas le dieron sus años de piloto profesional y como motociclista para ejercer hoy su lugar en un ente tan importante como FIM Latin America?

PVJ: Un piloto en realidad es una aficionado al motociclismo. El aficionado en general, desde mi punto de vista, es toda persona que quiere a este deporte, que participa de alguna manera, desde pilotos, equipos, familia, periodistas mecánicos y dirigentes. En lo que tiene que ver con mi participación dentro de FIM Latin America, es un rol dentro de un fantástico grupo humano de voluntarios donde yo he tenido una serie de responsabilidades al igual que mis compañeros. ¿Cómo uno llega a ese rol? Es por la pasión al deporte en cualquier aspecto y esto es un voluntariado.

Somos 50 personas y a mí me toca la responsabilidad de representar a la federación. Es un trabajo que hago con respeto y orgullo. Te diría que la mitad de mis compañeros son mucho más expertos en motociclismo que yo porque se han especializado en diferentes campos y nos complementamos. Al final, lo que nos une como grupo humano es la pasión por el motociclismo que por ser latinos tiene un toque especial. La gente de aquí son apasionados de lujo. Hicimos locuras durante años para competir: desde manejar miles de kilómetros para ir a una carrera hasta enviar una moto desarmada por avión.

Esa pasión nos ayudó a tener un sentido de pertenencia e identidad por FIM Latin America.


EXM: Usted habló de pasión, algo que seguramente tuvo que ser un motor más que importante para afrontar un 2020 sin competencia, sin el trabajo codo a codo con sus pares. ¿Qué puede resaltar de un año tan distinto?


PVJ: Fue un año diferente para todos, para quienes hacemos motociclismo deportivo, para quienes trabajamos para un moto turismo más sostenible y para quienes usan la moto día a día. No queremos decir que el 2020 fue un año malo, fue distinto, un año de aprender y mejorar en muchos aspectos.

Cuando empezamos a sentir que todo se paraba apareció otro tipo de trabajo y tuvo resultados muy positivos, como la comunicación hacia motociclistas  y aficionados. Creo que nosotros dábamos por sentado que los pilotos, los padres de pilotos o la prensa tenían en claro los conceptos dirigenciales que nosotros manejábamos. Esto no es así porque nosotros nunca nos dimos el espacio de explicarles cómo funciona esta institución, sus deberes, sus derechos, objetivos y funciones.

Este año nos sirvió para comunicarnos y nos sirvió muchísimo. Sacamos adelante proyectos de comunicación, de capacitación, conversadores de charlas abiertas o cerradas. El trabajo de los voluntarios fue fantástico: el final del 2020 nos dio la satisfacción de estar más cerca del motociclista latinoamericano. Pudimos explicar conceptos básicos de la dirigencia.


EXM: El 2021 puede ser similar o no ¿qué esperan de este año?


PVJ: En 2020 tuvimos una suerte de capacitación forzada. Ya tenemos muchas federaciones que pudieron volver a las actividades con mucho esfuerzo y con protocolos, lo que se transformó en eventos con mucha convocatoria.

Las personas aprendieron a valorar lo que tenían y que a veces no lo aprovechaban. Hemos aprendido que una de las cosas más importantes es el tiempo, aprendimos a movernos con protocolos y a valorar las cosas. Hemos aprendido a cuidarnos: lo que se viene en 2021 es el objetivo de tener eventos internacionales y para tener eventos internacionales hay que viajar.

Todo depende de las autoridades ya que en algunos países se permiten los viajes, pero protocolos estrictos para los deportistas como la cuarentena. Tenemos que esperar, tenemos un calendario provisional que no podemos confirmar. No sabemos cómo va a ser el comportamiento del mundo en los próximos meses, pero sí esperamos poder lidiar con los protocolos adecuados.


EXM: La federación también está tomando un rol mucho más fuerte en relación al motociclista cotidiano ¿qué acciones tomaron en este aspecto?


PVJ: Con el motociclista cotidiano tenemos una responsabilidad de seguridad y manejo ya que él se alimenta del deporte. Con nuestra oficina de Asuntos Públicos (la encargada de gestionar temas relacionados a las personas que utilizan la moto todos los días), por ejemplo, hemos lanzado junto a una institución española 30 mil cursos gratuitos de capacitación abierto al público en general, que enseñan a andar en moto. Nosotros tenemos que tomar todo lo aprendido, nuestras pautas técnicas y códigos y transmitirlas al motociclista de todos los días que son los más expuestos.

Pedro Venturo Jr. entiende que esta relación con el motociclista “común “retroalimenta al deporte, haciendo que más gente se interese, se forme y participe. A su vez, explica que el rol del deporte es muy importante para probar tecnologías de seguridad que se utilizarán más adelante en la calle. Por eso, en 2021 esperan desde FIM Latin America seguir fortaleciendo este lazo, así como también lo hicieron con sus pilotos y asistentes de pista. Con cursos y capacitaciones, todo está a la espera de la reactivación, para lo cual habrá que esperar hasta el segundo trimestre del año.

Fuente/s: fim latinoamerica

Fuente/s: fim latinoamerica