Okinoi reinauguró su renovada planta productiva

La empresa especialista en motopartes, Okinoi, presentó su renovada nave productiva luego del incendio que la afectara hace ya más de un año.

La empresa especialista en motopartes Okinoi reinauguró su planta productiva luego del incendio que obligara a cerrarla hace ya más de un año. En el marco de un evento para la prensa, la marca presentó la nueva nave en la que multiplicará su capacidad productiva. Además en esta renovación incorporó nuevo equipamiento, que ayudará a elevar los estándares de calidad propuestos por la firma.

Renaciendo de las cenizas

El 28 de abril de 2022, un incidente marcó un punto crítico en la historia de OKINOI cuando su fábrica en Pajas Blancas se vio envuelta en llamas. En cuestión de minutos, la instalación fue consumida por el fuego. La causa del incendio se originó en la línea de pintura, que operaba con un sistema de filtros de papel. Una chispa en una chimenea desencadenó el inicio del fuego al entrar en contacto con estos filtros. Este episodio marcó un punto de inflexión en la historia de la empresa, desafiándola a superar obstáculos y reconstruirse desde sus cimientos.

«Desde hace tiempo manifesté que en algún momento podría surgir algún contratiempo. Enfrenté el compromiso de llevar a cabo la reconstrucción de manera veloz y me propuse enviar un mensaje contundente» afirmó Alejandro Visokolskis, CEO de Okinoi. Rápidamente, se pusieron manos a la obra para retomar las actividades. El proceso de reconstrucción duró casi  600 días y se invirtieron u$s5,5 millones en el rearmado de la planta. “La verdad que fue un proceso de reconstrucción realmente muy rápido y estamos orgullosos de cómo lo pudimos hacer” expresó Agustín Visokolskis, hijo de Alejandro y director ejecutivo de Okinoi.

NOTA RELACIONADA:  Yamaha le dice adiós a la R1: los motivos

Nueva planta, nuevos desafíos

La nueva nave renovada exhibe un incremento del 50% en sus dimensiones en términos de metros cuadrados. Además su capacidad instalada supera de 3 a 5 veces a la de su antecesora. Una característica sobresaliente es la innovadora línea de pintura, cuya automatización en el sistema de traslado de piezas a pintar es de última generación. Completamente robotizada, permite la producción de una carrocería de motocicleta cada 40 segundos, totalmente pintada, lo que se traduce en una fabricación más eficiente y efectiva. A su vez, se destaca por su enfoque amigable con el medio ambiente en el tratamiento de los líquidos utilizados en la aplicación de la pintura.

Contigua a la línea de pintura, se ha implementado una nueva máquina metalizadora con la capacidad de aplicar metal a cualquier superficie. Esta máquina tiene la particularidad de ser un dispositivo que, además de realizar la metalización, lleva a cabo la ionización mediante alto vacío, marcando así el inicio de cualquier línea de pintura moderna. No solo resulta más económica al optimizar la cantidad de pintura, sino que también es más limpia en comparación con otros métodos.

Con todas estas novedades, en Okinoi ven un futuro prometedor. Respecto a esto, Agustín afirmó: «Antes del incendio habíamos tenido una intención muy firme de exportar a Brasil. Lamentablemente eso no lo pudimos concretar. Queremos retomar este año ese mercado. Tenemos el desafío de la nave comercial nueva con la que buscamos aportar más tecnología y dar un salto». 

Fuente/s: Exclusivo Motos

Fuente/s: Exclusivo Motos