Motos: el Gobierno pidió retrotraer precios en una reunión con pocos avances

Una nueva reunión entre el Gobierno y un sector económico volvió a poner en foco el pedido oficial que se repite tras la devaluación. La ministra de Industria, Débora Giorgi, insistió en que los valores de las motos vuelvan a diciembre de 2013, pero las fábricas no se mostraron receptivas al pedido. Las concesionarias se habían declarado en «emergencia económica» por la caída de ventas. [[{«type»:»media»,»view_mode»:»media_large»,»fid»:»1277″,»attributes»:{«class»:»media-image alignnone size-medium wp-image-2561″,»typeof»:»foaf:Image»,»style»:»»,»width»:»300″,»height»:»225″,»alt»:»yamaha-ybr-125-base-0km-yamasan-san-miguel_MLA-F-3027107986_082012″}}]] Una nueva reunión entre el Gobierno y un sector económico volvió a poner en foco el pedido oficial que se repite tras la devaluación: retrotraer los precios a diciembre de 2013. La voz del petición esta vez fue la de Débora Giorgi, ministra de Industria, quien se reunió en el Palacio de Hacienda con fabricantes, motopartistas y concesionarias de motos luego de que las ventas cayeran casi un 30% en febrero con respecto al mismo periodo del año pasado. Fuentes confiaron a Infobae que la reunión – en la que participaron dirigentes sindicales de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM)- fue «poco productiva y concreta», ya que Giorgi insistió en que los distintos actores de la cadena se pusieran de acuerdo y luego le lleven al Gobierno nacional una propuesta formal para solucionar

Una nueva reunión entre el Gobierno y un sector económico volvió a poner en foco el pedido oficial que se repite tras la devaluación. La ministra de Industria, Débora Giorgi, insistió en que los valores de las motos vuelvan a diciembre de 2013, pero las fábricas no se mostraron receptivas al pedido. Las concesionarias se habían declarado en «emergencia económica» por la caída de ventas.

[[{«type»:»media»,»view_mode»:»media_large»,»fid»:»1277″,»attributes»:{«class»:»media-image alignnone size-medium wp-image-2561″,»typeof»:»foaf:Image»,»style»:»»,»width»:»300″,»height»:»225″,»alt»:»yamaha-ybr-125-base-0km-yamasan-san-miguel_MLA-F-3027107986_082012″}}]]

Una nueva reunión entre el Gobierno y un sector económico volvió a poner en foco el pedido oficial que se repite tras la devaluación: retrotraer los precios a diciembre de 2013. La voz del petición esta vez fue la de Débora Giorgi, ministra de Industria, quien se reunió en el Palacio de Hacienda con fabricantes, motopartistas y concesionarias de motos luego de que las ventas cayeran casi un 30% en febrero con respecto al mismo periodo del año pasado.

Fuentes confiaron a Infobae que la reunión – en la que participaron dirigentes sindicales de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM)- fue «poco productiva y concreta», ya que Giorgi insistió en que los distintos actores de la cadena se pusieran de acuerdo y luego le lleven al Gobierno nacional una propuesta formal para solucionar los problemas del sector. Sin embargo, las fábricas no se mostraron muy receptivas a retroceder a valores de diciembre del año pasado.

Con muy pocas intervenciones aunque en sintonía con la ministra, el secretario de Comercio Augusto Costa exigió a las terminales que estudiaran su estructura de costos antes y después de la devaluación. En la reunión estuvieron presentes Diego Dinitz, presidente de la Asociación Argentina de Motovehículos (Mottos); Lino Stefanuto, de la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam) y Enrique Collantes, titular de la Asociación de la producción, Industria y Comercio de Corrientes (APICC), entre otros.

El impuesto a vehículos de alta gama fue otro de los temas que se abordó en la reunión en el ministerio de Economía. A principios de 2014, se determinó la exención para operaciones de motos iguales o menores de $28.000, sin considerar otros impuestos. El gravamen es del 30% para motos entre $28.001 y $50.000, y de 50% por encima de ese valor.

El ministro de Economía Axel Kicilloff se reunirá con representantes del sector automotriz para discutir la posibilidad de suavizar el impacto del impuesto y evitar que el gravamen alcance a unidades de fabricación nacional. Desde el sector de motos, consideraron que cualquier modificación del impuesto en autos también impactará en los motovehículos, pero sostuvieron que afecta a menos del 4% del mercado, por lo cual los problemas no terminan allí. «Poco cambiaría si se da marcha atrás con el impuesto. Por los factores macroeconómicos, igual estaríamos en estado de emergencia», había dicho Dinitz la semana pasada en una conferencia de prensa.

NOTA RELACIONADA:  El uruguayo Gerardo se consagró en el Argentino de Velocidad

El patentamiento diario se hundió un 38%, cuando pasó de las 3.296 en febrero de 2013 a las 2.057 unidades en el mismo mes de este año.

El encuentro con Giorgi se dio luego de que Mottos enviara una carta a la ministra declarando la «emergencia económica» del sector por los números rojos, luego de un año récord en el que se vendieron 750.000 unidades. El pago al contado antes representaba el 50% de las compras de motos, pero esa demanda experimentó una fuerte caída. Por ese motivo, las concesionarias habían propuesto en la misiva una baja de tasas y de los plazos de los créditos de las entidades bancarias para estas compras. Es por eso que Giorgi pidió una lista detallada de los bancos que trabajan con el sector para analizar la posibilidad de otorgar algún tipo de crédito.

El encarecimiento del acceso al crédito impactó con fuerza en las ventas, pues acceder a un préstamo personal tiene un costo total que supera el 80% según el banco, y el financiamiento se evaporó cuando muchos comercios redujeron la cantidad de cuotas sin interés, que en el caso de las motos se extendía hasta 24 pagos. Éste fue otro de los puntos que incluía la carta a Giorgi.

Con todo, los empresarios se fueron de la reunión con la promesa de volver a juntarse dentro de unos 10 días, cuando el sector analice dar marcha atrás con las subas de 2014 y se ponga de acuerdo con una lista de precios. Sin una respuesta concreta, las concesionarias aún consideran que el panorama es preocupante, porque el mercado cambió luego de la devaluación del peso.

Fuente: Infobae

Fuente/s:

Fuente/s: