“Lock Stock”, una radical preparación oficial de Royal Enfield

“Lock Stock” es uno de los tantos proyectos que Royal Enfield presentó en el famoso festival francés que reúne a los máximos referentes de cultura Custom. En este caso construyó una Dragster sobre la base de uno de los modelos más nuevos de su catálogo: la Continental GT 650 Twin, que como su nombre lo indica ahora utiliza un motor de dos cilindros en V. Su chasis tiene un corte radical en la parte del basculante -típico de las carreras de aceleración– que fue creado en colaboración con la reconocida firma Harris Performance, encargada de mantener una estética agresiva, sin perder la funcionalidad. El motor de 650 cc fue modificado por los especialistas de la compañía S&S Cycles de Estados Unidos, que elevaron la cilindrada del propulsor hasta los 865 cc y para mejorar sus capacidades de pista, lo equiparon con un sistema de inyección de óxido nitroso capaz de desarrollar más de 100 CV en su primera etapa. NOTA RELACIONADA:  El portugués Gonçalves ganó por primera vez el Desafío Ruta 40La carrocería compuesta por una pequeña cúpula, una quilla que se extiende hasta la parte trasera y un guardabarros de grandes dimensiones en el eje delantero, fue íntegramente realizada

“Lock Stock” es uno de los tantos proyectos que Royal Enfield presentó en el famoso festival francés que reúne a los máximos referentes de cultura Custom. En este caso construyó una Dragster sobre la base de uno de los modelos más nuevos de su catálogo: la Continental GT 650 Twin, que como su nombre lo indica ahora utiliza un motor de dos cilindros en V.

Su chasis tiene un corte radical en la parte del basculante -típico de las carreras de aceleración– que fue creado en colaboración con la reconocida firma Harris Performance, encargada de mantener una estética agresiva, sin perder la funcionalidad.

El motor de 650 cc fue modificado por los especialistas de la compañía S&S Cycles de Estados Unidos, que elevaron la cilindrada del propulsor hasta los 865 cc y para mejorar sus capacidades de pista, lo equiparon con un sistema de inyección de óxido nitroso capaz de desarrollar más de 100 CV en su primera etapa.

NOTA RELACIONADA:  La Kawasaki W800, ahora en negro

La carrocería compuesta por una pequeña cúpula, una quilla que se extiende hasta la parte trasera y un guardabarros de grandes dimensiones en el eje delantero, fue íntegramente realizada en fibra de carbono.

La pintura denominada “Dazzle Camo” intercala el color blanco con sectores negros y según los responsables del proyecto intenta “burlarse” de la tradición de los fabricantes que muchas veces no llevan a la producción a sus prototipos más llamativos.

Lejos del espíritu clásico que posee la firma india, “Lock Stock” es una muestra de las grandes capacidades que poseen los diseñadores de la marca.

Fuente/s:

Fuente/s: