IMSA podrá importar partes sin autorización de la Secretaría de Comercio

La Cámara Federal de la provincia de Córdoba ordenó entregar partes a la empresa Importadora Mediterránea S.A., subsidiaria de Kymco en Argentina, para que pueda continuar su actividad.   La Cámara Federal de Córdoba dijo que la empresa Importadora Mediterránea S.A. (IMSA) podrá ingresar al país motos y motopartes sin aprobación previa de la Secretaría de Comercio. Confirmó la medida cautelar que ordenó a la Aduana la oficialización de las destinaciones de importación y liberación a plaza de la mercadería de la firma que representa a la taiwanesa Kymco en Argentina. La empresa presentó un amparo hace más de un año, porque había ingresado más de 80 pedidos de Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI) para poder importar y todas fueron observadas por la Secretaría de Comercio del Interior de la Nación. El fallo de Cámara establece -para liberar la mercadería- un depósito de $ 500 mil bajo caución real y plantea que no se requiere de la aprobación de la Secretaría de Comercio para ingresar las partes. NOTA RELACIONADA:  ACARA y CAFAM difieren sobre la caída del mercado en mayoLa sentencia establece que las observaciones de las DJAI no tienen «información que explicite los motivos de tales circunstancias a

La Cámara Federal de la provincia de Córdoba ordenó entregar partes a la empresa Importadora Mediterránea S.A., subsidiaria de Kymco en Argentina, para que pueda continuar su actividad.

 

La Cámara Federal de Córdoba dijo que la empresa Importadora Mediterránea S.A. (IMSA) podrá ingresar al país motos y motopartes sin aprobación previa de la Secretaría de Comercio. Confirmó la medida cautelar que ordenó a la Aduana la oficialización de las destinaciones de importación y liberación a plaza de la mercadería de la firma que representa a la taiwanesa Kymco en Argentina.

La empresa presentó un amparo hace más de un año, porque había ingresado más de 80 pedidos de Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI) para poder importar y todas fueron observadas por la Secretaría de Comercio del Interior de la Nación.

El fallo de Cámara establece -para liberar la mercadería- un depósito de $ 500 mil bajo caución real y plantea que no se requiere de la aprobación de la Secretaría de Comercio para ingresar las partes.

NOTA RELACIONADA:  AGV X300, tributo a Ángel Nieto

La sentencia establece que las observaciones de las DJAI no tienen «información que explicite los motivos de tales circunstancias a los fines de su regularización» y que la falta de esos datos impide a la empresa agilizar los trámites.

IMSA presentó el amparo en contra del Estado Nacional, Poder Ejecutivo Nacional, Ministerio de Economía y Finanzas Públicas y la Secretaría de Comercio y reclamó que se declare la «inaplicabilidad por inconstitucional» de la intervención de Comercio en el proceso de importaciones.

En agosto último el juez de primera instancia hizo lugar a la medida cautelar. Ordenó a la Aduana que dispusiera lo necesario para la entrega de las importaciones. Ahora lo ratificó la Cámara, que pidió al magistrado que se pronuncie sobre la cuestión de fondo.

Fuente: LA NACIÓNComercio y Justicia

Fuente/s:

Fuente/s: