Fuerte rechazo institucional a proyecto de ley que limitaría el uso de la moto a una sola persona

Tres cámaras y una asociación de usuarios elevaron nota a la presidencia del Senado para manifestar su “expresa oposición al proyecto de ley, por el cual se pretende restringir la circulación en unidades motovehículares a una sola persona». Extensa justificación del pedido de «no aprobación» de la norma.   La Cámara Argentina de Concesionarios de Motos (CADECOM), la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (CAFAM), la Cámara Argentina de la Motocicleta (CAM) y la Asociación de Usuarios de Motovehículos de la Argentina (ASUMA) hicieron llegar en forma conjunta una solicitud a la Presidente del Senado de la Nación, Gabriela Michetti, en la que le hacen saber su “oposición” al proyecto de ley que pretende restringir la circulación en moto a una sola persona. Además le piden la “no aprobación” de la norma en base a múltiples argumentos. Cabe recordar que, días atrás, con la supuesta intención de contar con una herramienta legal para “combatir” la modalidad delictiva conocida como “Motochorros”, ingresó en la Comisión de Seguridad Interior y Narcotráfico de la Cámara de Senadores un proyecto impulsado por el legislador del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, que modificaría la Ley de Tránsito y prohibiría la circulación de más de una

Tres cámaras y una asociación de usuarios elevaron nota a la presidencia del Senado para manifestar su “expresa oposición al proyecto de ley, por el cual se pretende restringir la circulación en unidades motovehículares a una sola persona». Extensa justificación del pedido de «no aprobación» de la norma.  

La Cámara Argentina de Concesionarios de Motos (CADECOM), la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (CAFAM), la Cámara Argentina de la Motocicleta (CAM) y la Asociación de Usuarios de Motovehículos de la Argentina (ASUMA) hicieron llegar en forma conjunta una solicitud a la Presidente del Senado de la Nación, Gabriela Michetti, en la que le hacen saber su “oposición” al proyecto de ley que pretende restringir la circulación en moto a una sola persona. Además le piden la “no aprobación” de la norma en base a múltiples argumentos.

Cabe recordar que, días atrás, con la supuesta intención de contar con una herramienta legal para “combatir” la modalidad delictiva conocida como “Motochorros”, ingresó en la Comisión de Seguridad Interior y Narcotráfico de la Cámara de Senadores un proyecto impulsado por el legislador del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, que modificaría la Ley de Tránsito y prohibiría la circulación de más de una persona en moto por dos años, para “probar” si funciona la medida.

“En primer lugar, debemos recordar que la mayoría de las unidades motovehiculares que se comercializan en el país tienen como destino de adquisición la clase media y media baja, que en muchos casos no pueden acceder a la compra de un automotor y sólo cuentan con la motocicleta de bajo costo, como único medio posible de transporte. Por lo tanto, este proyecto de ley en forma abiertamente discriminatoria, tendría como principales afectados a una determinada clase social que son los sectores más vulnerables de la República Argentina que han encontrado en la motocicleta una herramienta eficaz para reemplazar al transporte público que resulta totalmente ineficiente en todo el territorio nacional; el usuario de motovehículos ha hallado la solución a sus problemas de movilización y traslado en la motocicleta porque resulta un medio ágil, económico y eficaz para movilizarse diariamente a sus empleos; llevar a sus hijos a las escuelas; solucionar emergencias de salud y también para el esparcimiento familiar, cuestiones que deben tenerse presente al momento de sancionar una ley que puede afectar el bienestar de muchísimos ciudadanos que tienen el mismo derecho de transitar y usar y disponer libremente de su propiedad en igualdad de condiciones que los usuarios de automóviles, apunta el documento remitido al Senado que tilda esta resolución de “irrazonable, abusiva del poder estatal y conculca elementales derechos individuales. Hay una total y absoluta incongruencia lógica entre los medios elegidos y los fines perseguidos por la norma”, reafirma.

Discriminatoria, estigmatizante, inconstitucional

Las entidades que agrupan a las concesionarias, las terminales y los usuarios de motos en la Argentina destacan más adelante en el escrito que “no interesa en el espíritu del proyecto de ley la seguridad del ciudadano motociclista, sólo importa marcarlo como un posible delincuente (sin prueba alguna para avalar dicha acusación, violando la presunción de inocencia, mancillando el honor y estigmatizando a la persona), y desalentar el uso de la motocicleta mediante la restricción circulatoria a una sola persona”.

NOTA RELACIONADA:  BMW ASA: el nuevo cambio automático de la casa bávara

Y profundiza: “esta ley además promulga una discriminación, odio y temor de la ciudadanía hacia los motociclistas, alentado por los medios amarillistas que impulsan en la opinión pública términos despectivos tales como “motochorro”, como si los delincuentes no utilizaran otro medio de transporte, o circular en motocicleta estuviera reservado sólo al hampa, y el ser motociclista fuera el equivalente y/o única prueba necesaria para ser un delincuente.  La discriminación es el acto de hacer una distinción, es un acto de abuso e injusticia que viola el derecho de la igualdad de oportunidades. La discriminación como tal, no es tolerada en ninguna sociedad democrática y no debería existir, mucho menos fomentada desde el estado mediante una ley que obliga a ciertos ciudadanos a limitar el uso de su vehículo con una restricción al dominio absurda que afecta directamente el derecho constitucional de propiedad”, reafirma la argumentación.

Asimismo, el comunicado de CADECOM, CAFAM, CAM y ASUMA le recuerda a la máxima autoridad del Senado que “toda esta estigmatización negativa del motovehículo, que impacta sobre los derechos de sus propietarios y usuarios, conculca y afecta la presunción de inocencia que constituye una garantía constitucional contenida en el artículo 18 de la Constitución Nacional, ley suprema de la Nación, conjuntamente con los tratados internacionales de Derechos Humanos incorporados a nuestra Constitución”.

Las entidades firmantes dejan en claro que “con este proyecto de ley que se pretende aprobar, implícitamente todo propietario y/o usuario de motovehículos se transforma en un delincuente que debe restringir el uso de su vehículo a una sola persona, cuando el mismo viene homologado de fábrica de acuerdo a las normas nacionales e internacionales de producción e importación para ser usado por dos pasajeros. Pero, además, “viola el principio de irretroactividad de la Ley (Art. 3 Código Civil N. / Art. 8 Código Civil y Comercial de la Nación.), porque, desde el punto de vista tributario, el proyecto provoca una expropiación general irregular de una parte sustancial del uso del vehículo, por lo que deberíamos preguntarnos seriamente, si todas las provincias argentinas en el marco del constitucionalismo federal estarían dispuestas de reducir a la mitad el pago del impuesto automotor de las motocicletas”.

Por último,  CADECOM, CAFAM, CAM y ASUMA ilustran a los legisladores sobre una situación social de la que, evidentemente, están al margen: “esta ley nacional que se pretende sancionar para todo el territorio de la Nación, desconoce que una cosa es la realidad del conurbano bonaerense y la Capital Federal y, otra muy distinta es la de las provincias y del interior del país, donde la motocicleta no tiene asignado el rol que se le pretende dar a los motovehículos en este proyecto de ley.  Por eso esta norma en proyecto, además de no ser razonable y afectar el nuevo paradigma del Principio de Razonabilidad, tiene una notable desvinculación entre el medio y el fin, además de violar el Derecho de Propiedad, el Principio de Inocencia, el Principio de No discriminación, el Principio No Confiscatoriedad Fiscal y los derechos del consumidor, y tiene desde el punto de vista práctico incontables inconvenientes, que implican una dilapidación de recursos”.

Fuentes: CADECOMCAFAM – CAM –ASUMA

 

Fuente/s:

Fuente/s: