En 2018 se vendieron casi 300 mil usadas

Como contrapartida al brusco descenso en la venta de unidades 0Km (572.693 motos patentadas en Argentina, un 17% menos que en 2017), el año pasado adquirieron protagonismo las transacciones de motos de segunda mano. La División Motovehículos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) informó que, si bien diciembre tuvo una leve baja del 1,3%, el año 2018 finalizó con un total de 298.500 unidades transferidas, y consolidó un crecimiento del 7,20 % del mercado del usado con respecto a 2017, en el que se habían registrado 278.458. La marca que lideró cómodamente el mercado de segunda mano durante los doce meses fue Honda, con el 32,8% de las operaciones, el doble que Yamaha, con un 16,5%, que a su vez duplicó a Zanella que alcanzó el 8,8% del total. El Top Five se completó con Motomel, con una participación de la torta del 7,5% y Guerrero con el 4,9%. Se destacaron fuertes y permanentes incrementos de Benelli y Bajaj, cercanos al 35%, de Keller, (32%) y de KTM, que también se consolidó en torno al 18,6% de crecimiento mensual. Entre las 5 marcas más comercializadas, Honda mantuvo los dos modelos que encabezaron el ranking,

Como contrapartida al brusco descenso en la venta de unidades 0Km (572.693 motos patentadas en Argentina, un 17% menos que en 2017), el año pasado adquirieron protagonismo las transacciones de motos de segunda mano.

La División Motovehículos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) informó que, si bien diciembre tuvo una leve baja del 1,3%, el año 2018 finalizó con un total de 298.500 unidades transferidas, y consolidó un crecimiento del 7,20 % del mercado del usado con respecto a 2017, en el que se habían registrado 278.458.

La marca que lideró cómodamente el mercado de segunda mano durante los doce meses fue Honda, con el 32,8% de las operaciones, el doble que Yamaha, con un 16,5%, que a su vez duplicó a Zanella que alcanzó el 8,8% del total. El Top Five se completó con Motomel, con una participación de la torta del 7,5% y Guerrero con el 4,9%.

Se destacaron fuertes y permanentes incrementos de Benelli y Bajaj, cercanos al 35%, de Keller, (32%) y de KTM, que también se consolidó en torno al 18,6% de crecimiento mensual.

Entre las 5 marcas más comercializadas, Honda mantuvo los dos modelos que encabezaron el ranking, la XR 250 Tornado (10.719 unidades) y la CG 150 Titan (7.974). La FZ 16 de Yamaha finalizó tercera, muy cerca (7.962) del segundo puesto, aunque la novedad fue el acenso al cuarto puesto de la BAJAJ Rouser 200 (6.899), que relegó a la Guerrero G110 TRIP (6.523) al último sitial del Top Five.

NOTA RELACIONADA:  Royal Enfield puso fecha al lanzamiento de la Guerrilla

El perfil de los motovehículos usados que más se transfieren se mantuvo muy similar todo el año, con mínimos cambios en los porcentajes. Se trata, en su inmensa mayoría, de motos, de segmento mediano (93,6%), y de origen nacional (45%), categoría esta que fue subiendo hasta finalizar en el 71,1 %. La antigüedad del grueso del volumen de las motos de segunda mano más vendidas es de entre 4 y 6 años. El mercado mantiene a Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe como las plazas que concentran el 65,5% de las operaciones y se observa un buen crecimiento de Jujuy (26,7%), Río Negro (22,6%), Chubut (19,9%), Tierra del Fuego (17,6) y San Luis con el 16,9% de variación interanual.

En ese contexto, el dato significativo fue la evidente recuperación mercado del usado. El comprador, naturalmente, buscó calidad dentro de lo que el bolsillo le permitía: se volcó a Honda y en menor medida a Yamaha, como primeras alternativas de segunda mano. Bajaj y Benelli crecieron también considerablemente.

Otro asterisco: las motos transferidas son de hasta 4 años de antigüedad, quizá sea una lectura que las empresas deban hacer antes de ponerle el precio a las nuevas.

Fuente/s:

Fuente/s: