Doping positivo: cuatro años de suspensión para Andrea Iannone

El Tribunal de Arbitraje Deportivo inhabilitó hasta el año 2024 al piloto italiano tras el caso de doping positivo registrado el año pasado. “Me desgarraron el corazón” dijo el piloto tras conocer la decisión.

Andrea Iannone condenado a cuatro años de suspensión

Andrea Iannone condenado a cuatro años de suspensión

Tras largos meses de apelaciones y presentaciones varias, finalmente el Tribunal de Arbitraje Deportivo dio a conocer la sentencia definitiva sobre el caso de doping positivo de Andrea Iannone: el jurado decidió aplicar una pena de cuatro años de inhabilitación para el piloto italiano quien no podrá volver a correr hasta fines del año 2023 ya que se toma como fecha de inicio el primer día de sanción que recibió, es decir, el 17 de diciembre del año 2019. Al estar tanto tiempo sin subirse a una moto para competir en el máximo nivel, Iannone se despide de esta manera de su carrera en las pistas del MotoGP.

Al enterarse de la noticia, el ahora ex piloto de Aprilia no ocultó su tristeza y en un comunicado en sus redes sociales señaló: “Hoy he recibido la peor injusticia que jamás hubiera imaginado. Me han desgarrado el corazón al apartarme de mi amor más grande. No hay ningún sentido lógico en esa alegación, acompañada por datos incorrecto.”

Además agregó: “Sabía que me enfrentaba a poderes fuertes, pero tenía esperanza. Confiaba en la honestidad intelectual y en la afirmación de la justicia. Ahora mismo estoy sufriendo lo máximo que puedo imaginar. Quien quiera que intentase destruir mi vida pronto entenderá cuánta fuerza tengo en mi corazón, el poder de la inocencia y, por encima de todo, una conciencia limpia”. Por último, Iannone cerró: “»Una sentencia puede cambiar los hechos pero no al hombre«.

NOTA RELACIONADA:  Yamaha da un nuevo paso hacia las motos eléctricas con la italiana Fantic Motorcycles

La pesadilla que prácticamente pone fin a sus días como piloto comenzó el año pasado, cuando un control antidoping realizado a Andrea dio resultado positivo tras haber participado del Gran Premio de Sepang. Poco tiempo después, un contraanálisis realizado en los laboratorios de la Clínica Kreischa en Dresden, Alemania, confirmó los resultados y detectó la presencia de esteroides anabólicos en la orina del italiano, quien negó haber utilizado los anabólicos de forma intencionada y señaló que podría haberse ocasionado a partir del consumo de carne contaminada durante el tiempo que estuvo en Asia.

Ya en abril de este año, la Corte Disciplinaria de la Federación Internacional de Motociclismo le impuso una sanción de 18 meses que fue apelada por Iannone y también por la la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), quien solicitó un aumento de la pena a 4 años de suspensión.

Finalmente, sobre estas apelaciones es que se expidió el Tribunal de Arbitraje Deportivo dando lugar al peor de los escenarios posibles a los que se enfrentaba Andrea Iannone.

Fuente/s: Exclusivomotos

Fuente/s: Exclusivomotos