BMW M 1000 RR: radicalidad sport con sello alemán

La firma alemana presentó una nueva y radical superdeportiva basada en la S 1000 RR con modificaciones tope de gama en todos sus apartados y orientada a la máxima competición.

BMW M 1000 RR

BMW M 1000 RR

BMW M 1000 RR es el nombre de la nueva superbike que acaba de presentar la casa bávara. Este nuevo modelo se presenta como la primera moto de la familia M de la sección Motorrad y está basada en la BMW S 1000 RR.

En este sentido, entre las principales novedades que presenta esta nueva integrante del catálogo alemán se destacan las modificaciones en el motor. La M 1000 RR toma prestado el propulsor de su hermana «S», un tetracilíndrico en línea, de 999 cc y refrigerado por agua al que se le introdujeron mejoras para lograr aumentar la potencia máxima. De este modo, se aumentó el régimen máximo de giro hasta los 15.100 rpm y ahora logra erogar unos 212 CV a 14.500 rpm y 113 Nm de torque a 11.000 rpm. Este aumento en las prestaciones se logró a partir de la inclusión de optimizaciones técnicas como nuevos pistones forjados con dos segmentos de Mahle, cámaras de combustión adaptadas, aumento de la compresión, nuevas bielas de titanio y balancines más finos y ligeros entre otras cosas.

Otro de sus grandes características es el trabajo aerodinámico realizado por los ingenieros del BMW Motorrad quienes, además de una velocidad máxima lo más alta posible, tuvieron como objetivo primordial establecer el mejor contacto posible de las ruedas con el asfalto. Por este motivo, introdujeron alerones aerodinámicos ubicados en la parte delantera del carenado y realizados en carbono transparente. Estos alerones generan carga aerodinámica y, por lo tanto, cargas adicionales en las ruedas según la velocidad generando más potencia aplicada a la aceleración. Además, la carga aerodinámica permite al piloto frenar más tarde y asegura una mayor estabilidad en las curvas.

NOTA RELACIONADA:  Moto Guzzi Le Mans 850 by Stile Italiano

En cuanto a la parte ciclo, el chasis se basa en el de la BMW S 1000 RR con las vigas de aluminio como pieza central pero se introdujeron mejoras en el resto de componentes, con suspensiones mejoradas y la incorporación del sistema de frenos M por primera vez en una moto.

Por último, cuenta con una configuración electrónica y tecnología de avanzada que la ubican en la vanguardia de los modelos de competición. Además ofrece a los usuarios un completo paquete de accesorios y componentes de competición.

Fuente/s: Exclusivomotos

Fuente/s: Exclusivomotos