Aprilia RS 660: deportividad en un frasco pequeño

La factoría de Noale dio a conocer le diseño definitivo de la Supersport que causó grandes expectativas cuando su prototipo vio la luz en 2018. Solo 169 kg, estética de RSV4 y electrónica de Superbike.
Aprilia RS 660: deportividad en un frasco pequeño

Aprilia presento en el EICMA la versión final de uno de sus productos más esperados, la RS 660, una deportiva de media cilindrada que se caracteriza por el nivel de calidad de todos sus componentes, desde la parte estructural hasta su motor.
Está impulsada por un bloque bicilíndrico en paralelo de 660 cc que entrega 100 CV de potencia y que deriva de la bancada frontal del motor V4 de la RSV4 1100 Factory. Éste se combina con un acelerador electrónico Ride-By-Wire y con una plataforma inercial IMU de 6 ejes que encabezan una completa lista de elementos electrónicos que hacen que la RS 660 pueda disponer muchas características tecnológicas de una deportiva de mayor cilindrada, como 5 modos de conducción (3 para calle y dos para circuito), control de tracción, anti-wheelie, ajuste freno motor, ajuste entrega de potencia, cambio semi-automático, control de crucero y Cornering ABS.
En cuanto a su estructura posee un chasis muy liviano que utiliza el motor como elemento estructural autoportante y una parte de ciclo que exhibe un basculante asimétrico y un amortiguador trasero anclado a 45º con varias opciones de configuración en la parte trasera. Las geométricas de la Aprilia RS 660 son similares a las de su hermana mayor la RSV4, así como el diseño de su carrocería o las ópticas frontales con iluminación full LED. Además, dispone de una instrumentación TFT a color.